Corrupción y baja institucionalidad azota Latinoamérica

17 noviembre, 2014

El caso de los 43 estudiantes muertos en el Estado de Guerrero, México, en la que estarían involucrados autoridades políticas, policías y sicarios demuestra la precariedad institucional que sufrimos muchos países latinoamericanos y que desemboca en un estado de corrupción, impunidad y engaño de parte de quienes -más bien- debiesen cuidarnos y velar por el estado de Derecho.

Y es que la institucionalidad en muchos países de Latino América está por los suelos. Según el Índice de Competitividad Global 2014 –del Foro Económico Mundial- que mide, entre otros factores de productividad, el grado de institucionalidad  de 144 países pone a muchos estados  latinoamericanos en el tercio inferior de esta lista.

En este cuadro elaborado, podemos ver algunos de los componentes de Institucionalidad en los que Latinoamérica sale mal. En muchas variables, Venezuela, Argentina y Paraguay ocupan los últimos lugares. Colombia, Perú y México – a pesar de ser países que económicamente han estado haciendo las cosas bien- también demuestran niveles muy bajos de institucionalidad.

En este cuadro elaborado, podemos ver algunos de los componentes de Institucionalidad en los que Latinoamérica sale mal. En muchas variables, Venezuela, Argentina y Paraguay ocupan los últimos lugares. Colombia, Perú y México – a pesar de ser países que económicamente han estado haciendo las cosas bien- también demuestran niveles muy bajos de institucionalidad.

Para variar, un latinoamericano se encuentra último en esta lista mundial Se trata de Venezuela, cuya institucionalidad ha venido a menos desde que ha sido dirigida por gobiernos de carácter bolivariano. ¿Puede haber una institucionalidad coherente, sólida y seria en un país que decide crear un Viceministerio de la Suprema Felicidad? Otro país hermano que se encuentra entre los 8 peores  países en institucionalidad es Argentina; país que no está pasando por un buen momento económico debido a sus políticas públicas y caudillismo autocrático. Le sigue Paraguay –en el puesto 133-  que tiene una serie de problemas internos como la falta de seguridad y la debilidad institucional.

En Ética y Corrupción la mayoría de latinoamericanos salimos jalados. Por ejemplo, de 144 países, Venezuela está ultimo, Paraguay 142, Argentina 139, Colombia 123, México 110 y Perú 103.

En Ética y Corrupción la mayoría de latinoamericanos salimos jalados. Por ejemplo, de 144 países, Venezuela está ultimo, Paraguay 142, Argentina 139, Colombia 123, México 110 y Perú 103.

Continúa el Perú, que se encuentra en la posición 118 (de 144) en nivel de institucionalidad. 7 puestos por debajo de Colombia (111) y 16 puestos por debajo de México (102). Estos 3 países –junto a Chile- se han diferenciado en Latinoamérica por apostar por la apertura al libre mercado como la principal herramienta para lograr el crecimiento económico; sin embargo, la institucionalidad en estos estados deja mucho que desear. Por ejemplo, en la variable “Desvío de fondos públicos” Perú se encuentra en la posición 104, México 119 y Colombia 128. Ultimo está Venezuela y penúltimo Argentina. En “Confianza en los políticos”, México está en el puesto 114, Colombia 125 y Perú 131. “El costo de negocio de la delincuencia y violencia” en México lo hace ocupar la casilla 135, Colombia 134 y Perú 127. En el rubro “Ética y corrupción” último sale Venezuela; En el 103 Perú, 110 México y 123 Colombia.

Adicionalmente, los 3 se encuentran en la “lista negra” de los países productores y distribuidores de droga en el mundo, según el Informe Anual del gobierno de los Estados Unidos. Colombia y Perú están entre los mayores distribuidores de cocaína en el mundo y México es el principal distribuidor de derivados ilegales de opio en los Estados Unidos.

Según el Índice de la Percepción de la Corrupción elaborado por Transparencia Internacional, de 177 países, Venezuela se encuentra en el puesto 160, Paraguay 150, México y Argentina comparten el puesto 106.

Según el Índice de la Percepción de la Corrupción elaborado por Transparencia Internacional, de 177 países, Venezuela se encuentra en el puesto 160, Paraguay 150, México y Argentina comparten el puesto 106.

Esto demuestra, que el crecimiento económico es importante, pero si no avanzamos en temas base como la institucionalidad y en temas transversales como la educación, el futuro que se nos viene más que un desafío podría ser una vorágine…

Anuncios

PROMOVER LA INCLUSIÓN ES ACERCAR A MAS CIUDADANOS AL SISTEMA

31 marzo, 2013

Según la Comisión para América Latina y el Caribe (CEPAL) los países con mayor crecimiento económico en Latinoamérica en los últimos 10 años han sido Panamá, Perú, Uruguay, Argentina y República Dominicana. Sin embargo, varios de estos estados que más crecieron también han sufrido una serie de conflictos sociales internos y se ha podido observar un alto índice de descontento popular. ¿Por qué?

Según el economista argentino Bernardo kliksberg, asesor del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la tensión social registrada en países de alto crecimiento como Panamá, Perú, República Dominicana, Colombia y Chile está vinculada a la persistente y elevada desigualdad de sus sociedades. Es decir, la desigualdad es un fenómeno que es destructivo para la economía porque reduce el número de consumidores, no permite el desarrollo de la clase media, aumenta la criminalidad y la inseguridad social, y no genera oportunidades iguales para todos.

Entonces el reto será ¿cómo integrar a estos sectores excluidos a las oportunidades que nos presenta el crecimiento económico? La respuesta será hacerlos partícipes del sistema en que vivimos. Es decir, poder comprar, vender, ser propietario, tener educación, trabajo, salud y ser parte de ese sistema que nos permite aprovechar todas las oportunidades que nos brinda el crecimiento económico.

En los últimos años, ha habido una vinculación entre la tensión social en países de alto crecimiento con la persistente y elevada desigualdad.

En los últimos años, ha habido una vinculación entre la tensión social en países de alto crecimiento con la persistente y elevada desigualdad.

El año pasado, en una conferencia organizada por la Cámara de Comercio de Lima pude escuchar al economista peruano Hernando de Soto quien justamente habló sobre los Tratados de Libre Comercio (TLC) y cómo estos deben ser la herramienta necesaria para que toda la población sea parte del sistema. Mencionaba que los TLC, así como generan oportunidades internacionales para los países, también deberían concebir una integración hacia adentro que sirva para que todas las personas puedan acercarse a las oportunidades que brinda el mercado.

Dice De Soto que a partir de 2008, con la crisis financiera internacional, nos vamos a dar cuenta que las cosas no caminan por sí solas y que la “mano invisible” no regula el mercado como queríamos. Y esta fecha será el inicio de 3 problemas que se van a presentar en nuestra coyuntura: la recesión, los conflictos sociales y la Primavera Árabe. Estas tres dificultades corresponden a una falla en el sistema que nos gobierna. Las bases que gobiernan el sistema están sobre el papel, sobre documentos; y el papel en estos 3 casos está siendo desvalorizado. Veamos lo que pasa en cada uno de ellos según el economista.

Recesión


En septiembre 2008 empiezan a caer las hipotecas en Estados Unidos. Entonces se buscó sacar los activos tóxicos del mercado, pero no pudieron encontrarlos. Esta situación era totalmente ilógica porque en Estados Unidos todo debiera ser ubicable. Lo que sucedió es que en este país desde hace tiempo no hacían seguimiento a los derivados financieros. Ahora estos derivados son aproximadamente 700 mil billones de dólares. Tal suceso provocó la reducción del crédito en Norteamérica hasta en un 90%.

Entonces nos encontramos ante un mundo financiero que se ha divorciado del mundo real. Es decir, hay otra realidad, algo así como en Matrix. Hay una crisis de conocimiento, porque ya no se sabe dónde están las cosas. Y he aquí el problema, porque parece que la sociedad olvidó que el capitalismo está constituido sobre el papel, sobre documentos. Y el papel ya no podía informar todo lo referente al actor, entonces el papel iba perdiendo su valor. Una de las cosas que mejor sabía hacer los países del Norte era organizar sus recursos; ahora, parece que han perdido la capacidad de organizar sus recursos. Lo que hay en Estados Unidos y Europa son “papeles sin recursos”. Hoy el papel de algunos países latinoamericanos tiene más valor que un papel del Norte. El papel, base del capitalismo ha ido perdiendo su valor.

Mohamed Mouazizi, fue el primer ciudadano árabe que se inmoló como protesta contra el desempleo y la falta de oportunidades de ser parte del sistema.

Mohamed Mouazizi, fue el primer ciudadano árabe que se inmoló como protesta contra el desempleo y la falta de oportunidades de ser parte del sistema.

Conflictos Sociales


A los del Norte les gusta el papel, el capitalismo se basa en papel. A los pueblos indígenas no les gusta el papel, los sectores excluidos no conocen el papel. Es parte de la informalidad con la que vivimos. En nuestro caso, hay peruanos que aceptan el papel, otros que no. Ese es un problema, porque todos deberíamos ser iguales y jugar con las mismas reglas. Todos en el Perú deberían de gozar de titulación para irlos, poco a poco, integrando al sistema que vivimos. Es por eso, que Hernando de Soto habla de un TLC hacia adentro, que sirva para integrarnos y brindar oportunidad a toda la población. Los TLC deben servir para relacionar y vincular a todos los pobladores.

La Primavera Árabe


Cerca de 49 personas se inmolaron en el mundo árabe. Todos eran empresarios informales. Mohamed Mouazizi, vendedor informal de Tunez, era un emprendedor, un empresario. Antes de morir declaró “los pobres también tienen derecho de comprar y de vender”. Todos aquellos que se inmolaron se vieron privados de su propiedad. Ellos protestaban de impotencia por el abuso del gobierno que no los dejaba entrar al sistema, un Estado que no ha incentivado la emergencia de una nueva clase social.

Analistas han vinculado la primavera árabe con una primavera económica. El derecho de todo ciudadano a hacer empresa.

Analistas han vinculado la primavera árabe con una primavera económica. El derecho de todo ciudadano a hacer empresa.

En los tres casos hay un problema con el sistema. Todos quieren participar en la economía del mercado pero no pueden. Es por eso que debemos combatir la informalidad, promover la inclusión, el ingreso al sistema y el uso del papel. El día que la población sienta que puede ser parte del sistema, entonces significará que estamos en camino de la inclusión. Los lugares donde mejor ha tenido éxito el mercado es donde todos están incluidos. Y los TLC deben llevarnos a ese camino, porque libre comercio significa que todo el mundo tiene derecho a hacer empresa.


APOSTANDO POR EL CONOCIMIENTO Y LA INNOVACIÓN: En búsqueda de un crecimiento continuo e inclusivo

2 septiembre, 2012

Según el Índice de Competitividad Global 2011-2012, Perú ocupa el primer lugar en control de la inflación, en facilidad de acceso al crédito está entre los 25 primeros de 142 países; sin embargo, en el sistema educativo se ubica en la posición 128 y en innovación ocupamos el puesto 113.

El Perú está creciendo económicamente, se ha vuelto más competitivo y tiene una mejor performance para hacer negocios. Así lo demuestra el Índice de Competitividad Global 2011-2012 del Foro Económico Mundial, donde Perú se ubica en la primera mitad del ranking (puesto 67 de 142 países). En el Reporte Doing Business 2012 (Banco Mundial), que mide la facilidad para hacer negocios, Perú se encuentra en el tercio superior a nivel mundial (puesto 41 de 183 países). Asimismo, según el último Índice de Clima Económico en América Latina, elaborado por el centro de estudios económicos Getulio Vargas de manera trimestral, el Perú es el país con el mejor clima para los negocios en la región.

Entonces, si las cifras y rankings se ven tan bien eso significa que ¿estaremos yendo por el camino correcto? ¿Nos alcanzará el impulso dado para mantener nuestra competitividad en los siguientes años? ¿Será solamente la bien manejada macroeconomía, el control de la inflación, el crecimiento del mercado y el desarrollo de las finanzas nuestros caballitos de batalla para ser un líder regional del siglo XXI?

Al igual que Pedro tendré que negar tres veces estas preguntas (antes que cante el gallo o que nos grite el estancamiento): No! no! y no! Y es que, si bien –de acuerdo a los resultados- estamos aprobados en competitividad de manera global, si nos ponemos a revisar los indicadores de manera desagregada podremos encontrar que hay dos indicadores primordiales en los que no estamos nada bien. Estos son: innovación y educación primaria. Incluso en el último informe de Competitividad 2012, hemos retrocedido en tres indicadores: estos dos indicadores mencionados más educación superior. Es decir, justamente estamos mal en los indicadores que son la base para avanzar hacia una “economía del conocimiento”. Aquella economía que nos serviría para desarrollar al capital humano y a las empresas con valor agregado.

“Hubiera preferido un ministerio de ciencia y tecnología que de cultura” manifestaba el ex ministro de economía Ismael Benavides, el 2010, luego de que su propio gobierno creara el ministerio de Cultura.

A las pruebas me remito. Por ejemplo, en el último Índice de Clima Económico (ICE) en el que Perú es el mejor destino para hacer negocios en América Latina, la variable que es nuestro mayor obstáculo, en el mediano plazo, es la “escasa mano de obra calificada”. Es decir, hoy estamos primeros pero ¿qué pasará mañana cuando las empresas que busquen crecer no encuentren personal calificado? ¿Podrá una empresa apostar por la innovación con un personal que ha recibido una base educativa ínfima y débil? Si la era del conocimiento es la tendencia a seguir ¿no estaremos perdiendo oportunidades laborales por no habernos desarrollado en lo que debíamos?  ¿No es el Estado y las empresas privadas quienes deberían promover el desarrollo del conocimiento y la innovación?

Según el informe Examen de las Políticas de Ciencia, Tecnología e Innovación para Perú 2011, realizado por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), nuestro país debiera desarrollar una economía del conocimiento basado en cuatro pilares fundamentales: inversión, educación, investigación y desarrollo empresarial.

Este cuadro elaborado por la UNCTAD, a través del informe Examen de las Políticas de Ciencia, Tecnología e Innovación en el Perú, muestra un análisis FODA de nuestro sistema nacional de innovación.

Perú sólo invierte 0.1% en Investigación y Desarrollo

Mientras que Perú sólo invierte el 0.1% en investigación y desarrollo, Chile invierte el 0.7% y Brasil el 0.8%. Ni hablar de los asiáticos, China invierte 2.1%, Singapur 2.2%, Corea del Sur 2.8%. Es decir, mientras Perú invierte US$ 8 al año por habitante en I&D, Chile invierte US$ 70 y Corea del Sur US$ 500. Con estas cifras ¿podremos alcanzar la innovación que necesitamos para seguir creciendo? ¿Podremos desarrollar con estas cifras productos con valor agregado como nos recomienda Porter cada vez que viene al CADE? La verdad que es imposible. La inversión que realiza el Perú en I&D es menor a la inversión que efectuó Kazajistán 0.21% (país independiente desde 1991) y Sudán 0.23% (considerado estado fallido) en el año 2007. Incluso Grecia que está a punto de colapsar económicamente invirtió este último año 0.6%.

El problema no sólo es el sector público que aún pareciese no considera prioritario la ciencia, tecnología e innovación; sino también, el sector privado cuya inversión en innovación es casi nula. Además de no existir una vinculación adecuada entre la oferta universitaria, las actividades de investigación y lo que demanda el sector productivo.

Perú tiene una de las inversiones más bajas del mundo en investigación y desarrollo. Solo invierte el 0.1% del PBI.

Entre los últimos en Educación

El problema de la educación en el Perú no es la cobertura educativa sino la calidad de la educación. Perú ha participado en la Prueba PISA 2009 (Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes), examen que evalúa las competencias de estudiantes de 15 años de edad y sus capacidades para aprender, y los resultados han sido penosos: en comprensión lectora puesto 63 de 65 países, en matemáticas 63 de 65 y en ciencias 64 de 65. ¡Gracias a Kirguistán que está último en todo! sino bajaríamos una posición más…

Es por eso, la importancia de aumentar el gasto público en educación que realiza Perú. Actualmente, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) el gasto peruano en educación es bastante bajo. Alcanza el 2.7% del PBI, siendo el promedio de la región (que también es bajo) 4.2%. Es decir, Perú gasta en educación por habitante (año 2008) $81, mientras que Chile, Colombia, México y Panamá (países que siguen una política económica como la nuestra) gastan 224, 147, 378 y 229 dólares respectivamente. Y el promedio de gasto en la región es 171 dólares. No llegamos ni a la mitad.

Sólo 1 de cada 5 universitarios estudia ciencias e ingeniería

Para que el Perú siga creciendo necesariamente debe apostar por el conocimiento, la ciencia y la innovación. Uno de los principios base para ser una potencia emergente es el desarrollo manufacturero y para esto se necesita expertos que puedan producir competitivamente los bienes actuales y poder inventar y desarrollar nuevos productos. Para ambos casos se necesita de profesionales en ciencias e ingeniería. Entonces las preguntas caen de maduras ¿están los jóvenes peruanos optando por estudiar carreras de ciencia e ingeniería? ¿Se encuentra el Estado incentivando la ciencia y tecnología en nuestro país?

Según el Presidente del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, Víctor Carranza, sólo el 20% de universitarios en el Perú estudia carreras de ciencia y ingeniería (incluso me esperaba un porcentaje menor). Esta cifra es poca, considerando que otros países, como los asiáticos, están apostando por las ciencias para mantener su crecimiento económico. En el caso del Perú, según el Instituto de Estadística de UNESCO (2010) el 51% de jóvenes universitarios -al año 2007- se habían matriculado en educación, le seguía Derecho con 8% y recién en la sexta posición aparecía la primera ingeniería (de sistemas) con 3%. En ingeniería civil e industrial la matrícula era de 2% cada una. Además, hay que considerar que matriculados no significa que vayan a terminar o ejercer la carrera. Entonces, nos encontramos con una cifra pequeña que debiera ser incentivada por el Estado si quiere ser un país competitivo.

Según el Ministerio de Educación, al año 2007, más del 50% de universitarios elegían estudiar educación y sólo el 8% decidían seguir ingeniería. Mientras en los países asiáticos están apostando todo a la ciencia y tecnología.

Al Perú le urge desarrollo industrial

Según Michael Porter el Perú tiene cinco sectores competitivos que pueden complementar el desarrollo económico que el país necesita. Estos potenciales cluster serían en minería, pesca, textil y confecciones, agroindustria y turismo.

Por su parte, el Ministerio de la Producción ha identificado 11 cadenas productivas: cuero y calzado, maderera y forestal, textil-algodón, joyería, pecuario-porcinos, caucho-llantas, vitivinícola, metalmecánica, textil-camélidos, pecuario-lácteos y productos naturales.

Se han realizado varios informes sobre cuáles son los sectores productivos que tienen potencial de crecimiento. ¿No debería el Estado apoyar con más esfuerzo estos emprendimientos peruanos?

Las pyme, de manera autónoma, se han conglomerado por sectores en diversas partes del país. Así tenemos a las empresas de confecciones en Gamarra, calzado en El Porvenir de Trujillo, muebles de madera en Villa El Salvador, metal mecánica en Juliaca, turismo en Cusco, vinos y piscos en Ica, confecciones de alpaca en Puno, artesanías en Petit Thouars y gastronomía en Miraflores y San Isidro.

Esta información nos permite saber que hay sectores y zonas productivas que tienen un potencial de desarrollo identificado y bien haría el sector público y privado en apoyar a estas industrias para su desarrollo industrial.

Porter menciona que el Perú necesita tener una estrategia económica y saber a dónde vamos como país. Para esto, necesitamos mejorar en unas áreas básicas como son la educación y la competitividad. Es decir, nos está diciendo que apostemos por la innovación y el conocimiento. Menciona además, que la realidad del Perú de hoy es que más del 80% del valor de sus exportaciones son materias o productos primarios (minería, agricultura, pesca) y del 20% que resta, la mayoría son productos industriales de bajo nivel de procesamiento. ¿No nos vendría bien cambiar la distribución de este porcentaje?

La debilidad en innovación que tenemos se puede observar a través del porcentaje que sacamos en exportaciones de alta tecnología.

Camino a la Innovación

En una economía global basada en el conocimiento es fundamental innovar para obtener crecimiento económico. Empresas que apuestan por la innovación como Google, Apple o Facebook pueden tener un valor de mercado más alto que la economía de muchos países.

La edición de CADE 2011 dejó claro que la innovación es el pilar fundamental de la competitividad en el país. Según el reconocido Carlos Añaños, director ejecutivo de Ajegroup, la innovación no sólo se da al hacer un chip de última generación, sino que también se puede innovar en diferentes partes del proceso de la cadena de valores.

¿Y cómo le irá a Latinoamérica en innovación? Según el Ranking Global de Innovación 2012, elaborado por la Organización Mundial de Propiedad Intelectual de las Naciones Unidas (OMPI) la mayoría de países latinoamericanos se encuentran de la mitad para abajo en la clasificación de 141 países. Sólo Chile se encuentra entre los 50 líderes mundiales en innovación. El Informe también divide a los países entre los líderes, los que están aprendiendo y los de bajo desempeño. Adivinen dónde están la mayoría de países latinoamericanos? Sí, entre los países de bajo desempeño. Aquí se encuentran países como México, Argentina, Perú, Ecuador y Venezuela.

Fernando Villarán, presidente de Base Consultores, pide que se fomente el estudio científico en el Perú.

Las autoridades peruanas saben de la importancia de la innovación y el conocimiento para el desarrollo económico. Lo recomiendan distintos informes como el “Examen de las Políticas de Ciencia, Tecnología e Innovación en el Perú” de la UNCTAD, la “Nueva Política e institucionalidad para dinamizar la CTI peruana” de la Comisión Consultiva para la Ciencia, Tecnología e Innovación (CTI), los resultados de la prueba PISA, los resultados del Índice de Desarrollo Humano respecto a la educación; sin embargo, parece que son pocas las acciones que realiza el Estado para revertir el bajo nivel de innovación que presenta nuestro país. De hecho se está avanzando, pero muy lentamente mientras otros países, como los asiáticos, están corriendo en esta materia. Soumitra Dutta, académico colaborador del Ranking Global de Innovación, manifiesta que “los países de bajo desempeño (como el Perú) de Latinoamérica están mejorando, pero el resto del mundo está avanzando más rápido. En Asia están avanzando mucho más”.

De acuerdo al Índice Global de Innovación 2012, los indicadores más bajos que tiene el Perú se concentran en Capital Humano, Creatividad y Conocimiento y Tecnología. Desglosando los indicadores podemos apreciar que en educación estamos en el puesto 120 de 141 países, en investigación y desarrollo 121, en creación de conocimiento 117, en publicaciones técnicas y científicas 126, en difusión del conocimiento 117, en productos y servicios creativos 119.

Comparándonos con otros países de la región podemos ver lo delicado de nuestra situación. En estos indicadores que he escogido, por su relación directa con el conocimiento y la innovación, estamos entre los últimos. Entre los países que forman parte de la Alianza del Pacífico (Chile, Colombia, México y Perú) estamos últimos –dejando de lado la posición general del ranking- e incluso lejos. Y si nos comparamos con países que han elegido una política económica distinta a la nuestra, como Bolivia, Ecuador y Venezuela, estamos en las mismas condiciones. Incluso en variables como la educación y productos y servicios creativos estamos últimos entre todos los países comparados. ¿No debe estas cifras hacernos reaccionar de manera drástica?

Perú se encuentra a media tabla en el Índice Global de Innovación 2012; sin embargo, en educación, ciencia e innovación estamos entre los últimos. Comparado con países vecinos estamos últimos en educación y en productos creativos. Cuadro elaborado por Bruno Calderón.

Innovación, tecnología y conocimiento como herramientas para la Inclusión Social

 

Desarrollar competitividad, conocimiento, ciencia, tecnología e innovación busca lograr “resultados económicos” que serán el medio para obtener el fin deseado: “resultados sociales”. El crecimiento económico será la herramienta que nos permita la mejora sostenible de la calidad de vida de la población peruana.

El conocimiento y la innovación nos deben permitir proponer alternativas, buscar soluciones, ejecutar programas, controlar procesos y recoger información que busquen resolver los problemas sociales, culturales y ambientales que tiene el país.

Desarrollar conocimientos debe ser la base para un capital humano calificado y con las herramientas necesarias para afrontar los desafíos de hoy. Un capital humano con herramientas adecuadas será la base para lograr la competitividad que las empresas necesitan y generar una mayor cantidad de emprendedores.

Modesto Montoya, presidente de la Academia Nuclear del Perú, habla claramente sobre la poca inversión que realiza el Estado en el ámbito tecnológico.

Porter ha mencionado que no se puede pensar en desarrollo económico sin tocar el desarrollo social. Formar y capacitar a las personas es una tarea impostergable para lograr el desarrollo social y económico que todos queremos. No desaprovechemos esta oportunidad que puede ser única e irrepetible.

Decía Confucio, 500 años antes de Cristo: “Si ya sabes lo que tienes que hacer y no lo haces entonces estás peor que antes”. Ser parte de esta partida que nos ha tocado vivir no sólo significa ver con cautela lo que sucederá, sino que es pararse en responsabilidad, actuar y asumir los retos de lo que pueda venir.

……………………………………..

Quizá le interese ver los artículos:

El Emprendimiento en el Perú

Emprendimiento 2011: Oportunidad Vs. Necesidad

¿Estudiar ingeniería en vez de psicología, derecho o cocina?


LA EXPROPIACIÓN ARGENTINA AFECTARÁ A LATINOAMÉRICA?

29 abril, 2012

La presidenta Cristina Fernández acaba de expropiar la empresa petrolera YPF del grupo español Repsol. ¿El motivo? Recuperar (?) el petróleo y el gas de Argentina. La presidenta manifiesta que esta no es una estatización, sino es la “recuperación de la soberanía y control” de los hidrocarburos.

Pero acaso no es esta, una declaración muy nacionalista, noble y patriótica que reivindica la soberanía que tienen los Estados sobre sus recursos naturales estratégicos o estamos ante una pateada de tablero del Estado de Derecho y del Derecho Internacional? Si hoy nacionalizo una industria porque no me genera el valor agregado que requiero para cubrir mis necesidades como nación, acaso no estoy sentando precedente para nacionalizar cualquier otra –y en cualquier momento- que no  alcance mis estándares de calificación? Y si mi motivo de expropiación es el respeto a mi soberanía nacional, entonces quién me puede juzgar? …

Romper las reglas del juego cuando la partida ha comenzado, hace un buen tiempo, no hace gracia a ningún jugador. Es más, genera incertidumbre a los actores internacionales porque se pierde la predictibilidad, no sabes qué puede pasar, nadie te garantiza la decisión unilateral que pueda tomar la otra parte. Lo que puede significar una huída o alejamiento de capitales. Y por tanto, tu triunfo primaveral se puede convertir en un otoño frio, oscuro y largo.

La presidenta Cristina Fernández dice que esta no es una estatización, sino una “recuperación de la soberanía y control”.

Ante esta premisa, poniéndonos en un contexto latinoamericano, la medida tomada por Argentina afectará a la región o será la hermana república de Argentina la única afectada?

He escuchado y leído dos posiciones distintas respecto a las repercusiones del caso YPF en Latinoamérica:

La primera posición es que esta medida afecta a América Latina porque genera mayor incertidumbre en la región. Pablo Longueira, ministro chileno de economía, ha dicho “Yo creo que genera un retroceso en una región que avanzó resueltamente las últimas décadas hacia una integración a nivel mundial siendo muy respetuosa de la inversión y el capital extranjero”.  Por su parte, el secretario de Estado del Comercio español, Jaime García Legaz, ha manifestado “el problema es que muchos inversores internacionales pueden pensar que lo que ha hecho Argentina pueden adoptarlo otros gobiernos latinoamericanos en el futuro. Y esto va a ser un factor de disuasión de la inversión internacional en América Latina”. Incluso, se ha mencionado que los capitales extranjeros estarían prefiriendo la estabilidad en inversiones que les proporciona Asia antes que Latinoamérica. Al respecto Alfredo Coutiño, economista en jefe para América Latina de Moody´s, ha mencionado “Con este tipo de medidas, si bien es cierto que va a haber una reestructuración al interior de la región, también es cierto que puede beneficiar a otros países emergentes, específicamente a los asiáticos”.

Hasta el premio nobel de literatura, Mario Vargas Llosa, ha expresado que la decisión de Argentina afecta a toda Latinoamérica, pues provoca “desconfianza de los inversores sobre una región del mundo que, desde hace algunos años, ha emprendido en general, con pocas excepciones, el camino de la sensatez política, optando por la democracia, y del realismo económico, abriendo sus economías, integrándose a los mercados del mundo, estimulando la inversión extranjera y respetando sus compromisos internacionales”. Todas estas voces alertan que la expropiación argentina traerá consecuencias a la región. Y por tanto, esta pateada de tablero, antes que causar un respaldo e integración latinoamericana, lo que causará será un malestar en nuestra región.

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, cree que nacionalización de YPF afectará a toda Latinoamérica

La segunda posición es que  este acto de nacionalización sólo perjudicará a la Argentina, ahuyentará a la inversión extrajera de su país y generará mayores oportunidades en otros países de Latinoamérica. Así lo entiende Carlos Durand, presidente de la Cámara de Comercio de Lima, quien en una reunión me manifestó que este suceso no afecta la percepción que tienen los empresarios sobre  América Latina, puesto que ellos saben donde invierten y para nadie ha sido una sorpresa que Argentina realice esta expropiación porque anteriormente ya había hecho otras. Así que es parte del riesgo que corrían los empresarios. Más bien, comenta que lo que sí causaría incertidumbre en Latinoamérica es si Chile o Colombia nacionalizaran una empresa privada, ya que esa actitud no va con sus políticas de gobierno. Asimismo, el presidente de México, Felipe Calderón ha declarado que “nadie en su sano juicio va a invertir en un país que expropia inversiones” y por tanto el perjudicado es Argentina.

Por su parte, Luis Miguel Castilla, ministro de economía peruano, menciona que uno de los objetivos del Perú es mostrar el país afuera para traer inversiones. “Y si eso pasa en una coyuntura en la cual se está expropiando en otros países, denota una clara diferenciación” Es decir, indirectamente está diciendo que esta coyuntura se puede aprovechar para mostrar una mayor diferencia entre los países que expropian y los países que son amigables con la inversión extranjera.

Algunos analistas creen que Argentina se está acercando, cada vez más, a gobiernos populistas como Venezuela, Nicaragua. Bolivia y Ecuador.

Primera conclusión: ambas posiciones, unas más pragmáticas que otras,  tienen sustento y concuerdan en un mismo mensaje: Argentina ha tomado una mala decisión que va a afectar sus relaciones internacionales.

Segunda conclusión: Sin embargo, hay algunos países como Venezuela, que han saludado la posición gaucha y dan vivas a la soberanía de la región. Lo que acentúa, cada vez más, la polarización que se está desarrollando en esta región. Por un lado, los que fomentan la inversión extranjera directa como Chile, Colombia, Perú, Panamá y México. De otro lado, los populistas, que hostigan y nacionalizan a las empresas que no se alinean a sus objetivos, como Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Argentina.

Para mí el problema no es sólo el sector petrolero en Argentina, sino su sector industrial en general. Cuando un Estado no respeta el Estado de Derecho y pisa las normas y reglas establecidas, por más razón que tenga, genera inestabilidad e incertidumbre al sector privado y este se resiente y prefiere invertir en un lugar que le permita respirar tranquilo. Y en una coyuntura, tan competitiva como la que vivimos, es un lujo y un desatino expropiar una propiedad privada y creer que no va a pasar nada. Quizá en un corto plazo puedas recibir vivas, elogios por tu decisión y respaldo del pueblo, pero  a mediano o largo plazo la factura siempre va a llegar…


EMPRENDIMIENTO 2011: OPORTUNIDAD VS NECESIDAD

1 marzo, 2012

En momentos en que la economía mundial se encuentra debilitada y disminuida, aparece el último Informe del Monitor Global de Emprendimiento 2011 diciendo que la actividad emprendedora está mejorando en todo el mundo y que el emprendimiento jugará un papel muy importante en la reactivación de la economía mundial.

Pero que haya más emprendimiento en el mundo es necesariamente una buena señal? Normalmente se puede pensar que el emprendimiento es positivo siempre porque cumple un rol importante para el desarrollo del país. Muchos consideran que el emprendedurismo estimula la innovación, la creación de trabajo, la competitividad nacional y por tanto el crecimiento económico. Pero, la lectura también podría ser diferente. Que tal si hablamos que el emprendimiento surge ante una necesidad laboral insatisfecha producto de una mala política económica del Estado. Que el Estado al no garantizar un manejo económico eficiente, limita el trabajo decente y por eso la necesidad de la población de auto-emplearse. Es más, esta deficiente administración estatal ni siquiera podrá promover que los emprendimientos surgidos se mantengan en el mediano plazo debido a un marco jurídico nulo, corrupto o imperfecto.

Entonces, ante este marco conceptual primario, podría decir que el emprendimiento, por sí sólo, no necesariamente es positivo, sino que dependerá del contexto que envuelve a esta generosa actitud. Ante esta premisa veamos qué dice las premisas del informe.

Cuando hay más emprendimiento por oportunidad significa que las personas pueden tener un trabajo pero son impulsadas a buscar un emprendimiento con el fin de ganar más dinero o ser más independientes en lugar de mantener sus mismos ingresos.

El Informe del Global Entrepreneurship Monitor (GEM) se basa en tres premisas. Primero, menciona que la prosperidad de una economía es altamente dependiente del dinamismo emprendedor; tanto en las economías menos desarrolladas – donde el auto-empleo se convierte en una opción de trabajo-, como en las economías más desarrolladas, donde hay una mayor capacidad de innovación y generación de empleos. Segundo, el emprendimiento está basado en individuos con una alta habilidad y motivación para crear empresas, y puede conllevar a una percepción social positiva. Finalmente, un alto emprendimiento contribuirá a la generación de nuevos empleos y a una mejor competitividad.

Me parece que las tres premisas del Informe están más focalizadas a un emprendimiento por oportunidad que por necesidad, donde el emprendimiento no necesariamente trae prosperidad, donde el individuo tiene más urgencia que motivación para iniciar una empresa y donde la generación de auto-empleo no es exactamente sinónimo de competitividad.

Por otro lado, el GEM ofrece un perfil de emprendimiento basado en tres dimensiones.

Actitudes y Percepciones de Emprendimiento

Primero, la actitud y percepción Emprendedora. Esta dimensión refleja el grado en que los individuos aprecian el emprendimiento, cuántas personas reconocen la oportunidad de negocios, cuántos creen que cuentan con las habilidades para explotar las oportunidades y cuántos se abstendrán de las oportunidades por temor al fracaso.

Cuadro elaborado por Bruno Calderón basado en el Global Entrepreneurship Monitor 2011.

En el cuadro superior, que separa a los países de acuerdo a su fase económica, podemos ver las distintas características de la primera dimensión. La percepción de oportunidades refleja el porcentaje de individuos que creen que hay oportunidades de empezar un negocio. Aquí los 2 países con mayor percepción son Perú y Colombia. También podemos apreciar que varias de las economías de factores de innovación son las que perciben menos oportunidades de emprendimiento. Las oportunidades son acompañadas de la percepción de capacidades; es decir, el porcentaje de personas que creen tener las habilidades, conocimientos y experiencia para empezar un nuevo negocio. Aquí destacan Trinidad y Tobago, Perú, Argentina, Panamá y Venezuela. El temor al fracaso aplica a quienes perciben solo oportunidades pero no capacidades. Se puede apreciar que en su conjunto, las economías de factores de innovación son las que tienen un mayor grado de temor al fracaso que es acompañado de un bajo nivel de percepción de capacidades.

Las intenciones de emprendimiento define el porcentaje de personas que espera empezar un negocio en los próximos 3 años. Aquí podemos comprobar que los países de economías avanzadas son los que tienen las menores intenciones de emprendimiento. Por tanto, las mayores intenciones se dan en las economías de factores básicos y eficientes donde hay menores alternativas de buenos trabajos y aparecen más emprendimientos por necesidad. Los países más destacados son Chile, Colombia y China. En muchas economías de factores básicos y de eficiencia el emprendimiento se considera exitoso y una buena carrera a escoger. Los países con más alto promedio son Colombia, Brasil, Perú y Venezuela.

Actividad Emprendedora

La segunda dimensión es la actividad Emprendedora, que mide la participación de las personas en las diferentes fases de la actividad empresarial. También mide si la oportunidad empresarial ha sido efectuada por oportunidad o por necesidad; así como, las razones de las interrupciones empresariales.

Cuadro elaborado por Bruno Calderón basado en el Global Entrepreneurship Monitor 2011.

En el cuadro de arriba se observan las diversas actividades de emprendimiento. Empezamos con la fase de los emprendimientos nacientes o incipientes; aquí sobresale Perú y Colombia. Luego, sigue la fase de propietarios de nuevos negocios, que abarca los 42 meses después del nacimiento de la empresa. Aquí destacan China, Tailandia y Brasil; en cambio, los más bajos score lo tienen los países desarrollados de la fase de innovación como Japón y Alemania. La etapa siguiente es la actividad empresarial temprana, compuesto por todos aquellos individuos que participan de la iniciación del comercio, en la que destacan China, Chile, Colombia, Perú y Argentina. En negocios establecidos los más altos puntajes los logra Tailandia, seguido de lejos de China y Brasil.

Cuadro elaborado por Bruno Calderón basado en el Global Entrepreneurship Monitor 2011.

Asimismo, en el cuadro superior podemos ver, según país, si el emprendimiento es más por necesidad o por oportunidad. Cuando hay más emprendimiento por necesidad significa que las personas no encuentran mejores opciones laborales y por tanto ven como una oportunidad empezar un negocio. Cuando hay más emprendimiento por oportunidad significa que las personas pueden tener un trabajo pero son impulsadas a buscar un emprendimiento con el fin de ganar más dinero o ser más independientes en lugar de mantener sus mismos ingresos. En las economías de factores básicos, los empresarios son impulsados sobre todo por la necesidad. En las economías con un mayor desarrollo económico, los empresarios son impulsados sobre todo por la oportunidad.

Según el Informe de Emprendimiento Global 2011, los países con mayores niveles de emprendimiento por necesidad son Pakistán, China, Rumania y Polonia. Es muy interesante ver cómo ha aumentado el emprendimiento por necesidad en Grecia, España e Irlanda, países europeos que han sido golpeados por la crisis económica. Los países con más emprendimientos por oportunidad son las economías avanzadas como Australia, Bélgica, Francia y Noruega. En las economías en desarrollo, las más destacadas son Bangladesh, Brasil, Chile, Malasia, México, Perú y Tailandia.

En el cuadro 2.11 se puede notar la gran discrepancia que existe, en muchos países, entre los emprendimientos recientes y los propietarios de negocios establecidos; esto se puede observar sobre todo en China, Perú, Panamá, Trinidad y Tobago, Colombia y Chile. Una explicación podría ser que en estos países hay un boom de creación de nuevas empresas, debido a que hay muchas oportunidades o que muchas personas no tienen otra forma de ganarse la vida. Otra hipótesis que explique la diferencia entre el auge de empresas recientes y la menor cantidad de negocios establecidos puede ser que haya algunas limitaciones en la sostenibilidad a largo plazo de la mayoría de estos nuevos negocios.

Cuadro creado y elaborado por Bruno Calderón basado en el Global Entrepreneurship Monitor 2011 y el World Economic Forum 2011.

He efectuado un cuadro basándome en los países donde hay una gran discrepancia entre emprendimientos recientes y negocios establecidos según el Informe del Monitor Global de Emprendimiento 2011. Aquí se puede apreciar que existe una relación inversa entre empresas nacientes y empresas establecidas. Podemos notar que en Perú y Panamá hay una mayor diferencia que va de 4 a 1 entre empresas nacientes y empresas establecidas, luego sigue Chile, Colombia y Trinidad y Tobago. Aquí planteo mi hipótesis donde refiero que la baja Institucionalidad se convierte en una limitación que impide la sostenibilidad de largo plazo de los nuevos negocios para que pasen a ser empresas establecidas. Es por eso, que países como Perú, Colombia, Panamá y Trinidad y Tobago – que se encuentran, de la mitad para abajo, en el Índice de Institucionalidad según el Reporte Mundial de Competitividad 2011- tienen una alta diferencia entre empresas nacientes y empresas establecidas. Sin embargo, hay países como Chile y China que poseen una mejor ubicación en el índice de Institucionalidad pero que igual tienen una desigualdad entre la cantidad de nuevos negocios y empresas establecidas. En estos casos asumo que sí se cumple la premisa efectuada por el Informe del Monitor Global de Emprendimiento 2011, respecto a que en estos países los emprendedores están teniendo más oportunidades.

Aspiraciones Emprendedoras

En la tercera dimensión se encuentra las aspiraciones Emprendedoras. Estas son de vital importancia para medir el impacto socio-económico. Aquí se mide qué expectativas tienen los emprendedores de crear nuevos puestos laborales, su intervención en el comercio internacional y la creación de nuevos productos o servicios.

El cuadro 2.14 reporta el número de trabajos esperados, en los próximos 5 años, por los nuevos empresarios. Este reporte se divide en 4 categorías:

-Actividades de emprendimiento Sólo, ninguna expectativa de trabajo.

– Actividades de emprendimiento Bajo, expectativa entre 1 y 4 puestos de trabajo.

– Actividades de emprendimiento Medio, expectativa entre 5 y 19 puestos de trabajo.

– Actividades de emprendimiento Alto, expectativa entre 20 y 4 puestos de trabajo.

Según el cuadro, sumada las actividades de emprendimiento, podemos notar que los países que encabezan la expectativa de mayores puestos laborales en los siguientes 5 años –entre las economías de factores de eficiencia- son Perú y Colombia. Y entre las economías de factores básicos, los primeros países de la lista son Guatemala y Venezuela.

Es interesante ver que de los 9 países que encabezan la lista de las economías de eficiencia, con más expectativa laboral, 6 son latinoamericanas, una del Caribe y 2 asiáticas, lo que habla muy bien del futuro que podría tener Latinoamérica en los próximos años.

La figura 2.18 muestra el porcentaje de emprendimientos recientes orientados a la innovación. En las economías de factores básicos podemos ver que Guatemala lidera el grupo, seguido de Pakistán. En las economías de factores de eficiencia destacan el liderazgo de Chile y Perú. Y en las economías de innovación la lista la encabeza Dinamarca.

En el cuadro 2.19 se puede ver quiénes son los países que lideran la lista de emprendedores recientes con orientación internacional. En las economías de factores básicos destacan Pakistán y Jamaica. En las economías de factores de eficiencia los primeros lugares son para Croacia, Rumanía, Letonia, Sudáfrica, Lituania y Hungría. A diferencia del cuadro 2.14 sobre expectativas de puestos de trabajo que –en las economías de factores de eficiencia- eran dominadas por Latinoamérica, en este ranking de orientación internacional la lista es encabezada por los países de Europa. De los 8 primeros países de la lista, 7 son europeos y uno africano. Este resultado puede demostrar que los países europeos del este tienen un mayor uso de tecnología reciente que les permite ampliar el alcance de su negocio y tener más clientes en el extranjero. Sería bueno que Latinoamérica observe que la tecnología es imprescindible para poder encontrar nuevas oportunidades de mercado.

Se puede concluir del Informe que las dos zonas que más destacan en emprendimiento son Latinoamérica y Asia. Mientras países latinoamericanos como Chile, Colombia y Perú tienen mayores percepciones de oportunidad y capacidades que los países orientales, las naciones asiáticas destacan un poco más en emprendimientos por oportunidad que por necesidad. Sin embargo, los países de mayor índice de emprendimiento por oportunidad son las economías enfocadas en innovación, así que el camino por recorrer es aún muy largo.

Ser emprendedores es muy bueno, pero hay una distancia en que uno se obligue a emprender una empresa por necesidad (falta de oportunidades, de trabajo, de mejores condiciones, de institucionalidad) y emprender por oportunidad (para ganar más dinero, para ser independientes). Es por eso, que el emprendedor debe recibir el respaldo de un Estado que le brinde un marco jurídico y tributario que incentive la creación, promoción y continuidad de las empresas; y no un Estado que se cuelgue de la palabra emprendimiento para decir que se está mejorando.

………………………………

Fuente: Global Entrepreneurship Monitor 2011


LAS PRINCIPALES ECONOMÍAS EMERGENTES AL 2050

19 enero, 2012

Acaba de publicarse el Informe “El Mundo en 2050”, elaborado por el Departamento de Investigación Global del Banco HSBC y se reafirma lo dicho: el siglo será de Asia y América Latina será la segunda región en desarrollarse. Podríamos decir que cada vez más la Tierra se vuelve plana y crece las oportunidades para todos.

Dentro del Top 30 de las principales economías del mundo podemos encontrar 13 países asiáticos, 8 europeos, 5 latinoamericanos, entre otros. La diferencia es que mientras los asiáticos y latinoamericanos crecen, muchos europeos se desinflan. Aquí  les dejo la lista de los Top 30. Entre paréntesis figura el número de variación que sufrirá cada país al 2050.

1) China (2)

2) EE.UU. (-1)

3) India (5)

4) Japón (-2)

5) Alemania (-1)

6) Reino Unido (-1)

7) Brasil (2)

8) México (5)

9) Francia (-3)

10) Canadá (el mismo)

11) Italia (-4)

12) Turquía (6)

13) S. Corea (-2)

14) España (-2)

15) Rusia (2)

16) Filipinas (27)

17) Indonesia (+4)

18) Australia (-2)

19) Argentina (2)

20) Egipto (15)

21) Malasia (17)

22) Arabia Saudita (1)

23) Tailandia (6)

24) Países Bajos (-9)

25) Polonia (-1)

26) Perú (20)

27) Irán (7)

28) Colombia (12)

29) Suiza (-9)

30) Pakistán (14)

La lista confirma el buen desenvolvimiento de tres de los BRIC: China será la principal economía mundial (pasará a EE.UU), India será la tercera y Brasil ocupará la séptima posición. Solo Rusia aparece más rezagada en el puesto número 15.

Los países latinoamericanos serán encabezados por Brasil (7) y México (8). Sin embargo, la estrella de la región será Perú, quien con un crecimiento de 5.5% cada año, escalaría 20 puestos en el ranking mundial y ocuparía el lugar 26 de las economías más grandes del mundo. Esta posición lo ubicaría en Latinoamérica en el cuarto puesto detrás de Brasil, México y Argentina. El éxito de Perú se debería a una macroeconomía bien llevada, una política de atracción de inversiones y un gran crecimiento de la población.

Según el Informe “The World in 2050” del HSBC, Perú sería la segunda economía que más posiciones avanzaría de aquí al 2050, año en el que se ubicaría en el puesto 26. Actualmente la economía peruana ocupa el puesto 46.

En el informe del año pasado, Perú no estaba entre los 30 primeros puestos. La posición 26 era ocupada por Colombia, quien según el presente estudio ocupará la posición número 28. Esto demuestra lo sensible que puede ser la proyección de las ubicaciones según el avance que demuestren los países y las políticas que sigan. Así que hay que estar muy atentos a los indicadores en que se basa el informe, tales como el ingreso per cápita, la vigencia del Estado de Derecho, el respeto a la democracia, los niveles educacionales y los  cambios demográficos.

Hay que destacar que Colombia y Chile también tendrían un ascenso importante pues cada uno escalaría 12 posiciones.

Asia será el continente que más representantes tenga en la lista de los top 30 de las principales economías del mundo. La economía emergente que tendrá un mayor avance de cara al 2050 será Filipinas, quien mejorará 27 posiciones en el ranking lo que le hará ocupar el puesto número 16. Las fortalezas de Filipinas serán su desarrollo en sectores de alto valor agregado y el aumento fuerte en su tasa demográfica. Estas variables al parecer le garantizarán un crecimiento anual por encima del 7% hacia el 2050.

Filipinas sería la economía 16 el año 2050, según el HSBC, lo que la convertirá en la economía más ágil al saltar 27 posiciones.

Otros países asiáticos con fuerte crecimiento serán Turquía que subirá al puesto 12, Malasia que avanzará 17 posiciones para ubicarse en el puesto 21 y Pakistán que ocupará el puesto 30 luego de subir 14 posiciones. Japón, a pesar de la contracción de su población activa, seguirá siendo una de las principales economías del mundo ocupando el cuarto puesto en el ranking. Su ocupación actual del tercer puesto será conquistada por India.

Y los grandes perdedores de aquí al 2050 serán las economías de Europa. La economía europea perderá jerarquía a medida que disminuya su población económicamente activa. Sólo siete países de Europa se ubicarán dentro del top 25: Alemania, Reino Unido, Francia, Italia, España, Países bajos y Polonia; frente a los 11 que hay actualmente.

Los dejo con la lista de las 10 economías más grandes del mundo al 2050.


PAISES EMERGENTES EN LATINOAMERICA

11 enero, 2012

Hace un par de meses la directora del Fondo Monetario Internacional  (FMI), Christiane Lagarde, menciónó que Perú forma parte de una “nueva ola de mercados emergentes líderes” y que a medida que la economía mundial se transforma, el ascenso de América Latina “resulta indudable” encabezado por Brasil, Perú y México. Asimismo, en noviembre pasado, Perú fue reconocido por el Foro de Cooperación Asia Pacífico (APEC) como una de las tres economías emergentes de la cuenca Asia  Pacífico.

Esto ha llevado a preguntarme ¿Y para el mundo, quienes son las principales economías emergentes de América Latina? ¿Qué dicen las instituciones internacionales al respecto? Los invito a examinar algunos resultados.

Primero pasemos a explicar rápidamente qué es una economía emergente. Este término fue acuñado por el economista del Banco Mundial Antoine W. Van Agtmael para referirse a los países con un rápido crecimiento en su economía y en su industrialización. Para algunos economistas, una economía es considerada como emergente si cumple cinco condiciones:

1.       Posee riqueza de materias primas y recursos.

2.       Creciente número de trabajadores jóvenes.

3.       Goza de estabilidad política.

4.       Fuerte inversión extranjera directa.

5.       Dinámico crecimiento de consumidores locales.

Ahora pasemos a describir qué países latinoamericanos son mencionados como principales economías emergentes según los organismos internacionales y entidades financieras.

Los BRIC

En noviembre de 2001, el banco de inversiones Goldman Sachs, liderado por el economista Jim O´Neill, publicó el ensayo Dreaming with BRICs, the path to 2050. En este estudio, O´Neill estimó que en el 2050 las economías emergentes de Brasil, Rusia, India y China podrían convertirse en las cuatro economías dominantes del planeta. Hace 10 años estos cuatro países representaban un sexto de la economía mundial; hoy ocupan el 25%.

Según Goldman Sachs, mientras China e India, serán los proveedores globales dominantes de tecnología y de servicios; Brasil y Rusia llegarán a ser semejantemente dominantes como proveedores de materias primas.  Aquí encontramos al primer latinoamericano, Brasil, entre los 4 grandes del presente siglo. Brasil no sólo es un gran proveedor de materias primas, sino que también ya empezó a aumentar de manera constante sus parques industriales.

Según Goldman Sachs, las cuatro economías emergentes que dominarán la economía del planeta serán Brasil, Rusia, India y China. Los BRIC.

El BRIC ha dado paso a otras siglas asociadas a las que se le ha añadido algunos países. Así tenemos:

BRICS = BRIC + Sudáfrica

BRIMC = BRIC + México

BRICA = BRIC + Países Árabes (Arabia Saudita, Qatar, Kuwait, Bahréin y Emiratos Árabes Unidos)

BRICET = BRIC + Europa del este y Turquia

BRICK = BRIC + Corea del Sur

Los CIVETS

Es un  nuevo grupo de mercados emergentes, que siguiendo a los BRIC, son mercados atractivos debido a la diversificación de sus economías, al rápido crecimiento de sus poblaciones y al posible logro de potenciales rendimientos en el mediano plazo. Los países que conforman este grupo son Colombia, Indonesia, Vietnam, Egipto, Turquía y Sudáfrica. Aquí podemos encontrar al país hermano de Colombia que ha encontrado un nicho muy interesante para desarrollarse.

Los CIVETS, según The Economist Intelligence Unit (EIU) son países que crecerán a una tasa anual de 4.5% en los próximos 20 años. Sus fortalezas son mano de obra barata, bajos costes de producción y crecimiento de los mercados internos. Entre sus debilidades están la inestabilidad política, corrupción, falta de transparencia y de infraestructura, así como empresas nacionales sin mucha reputación. Colombia es una economía de libre mercado que se parece a Perú y Chile, se está manteniendo frente a la crisis económica global y tiene una economía relativamente diversificada, pero posee una población mayor y el tamaño de mercado  es una característica fundamental para ser parte de este grupo.

Según la Unidad de Inteligencia de The Economist, los CIVETS serán los principales mercados emergentes que seguirán a los BRIC.

Formar parte de los CIVETS, puede llevar a Colombia a dar un gran salto en la próxima década. Así como Brasil se ha puesto de moda, en la última década, a partir de su inclusión en los BRIC, Colombia podría ponerse de moda en esta década que comienza.

Los N-11 o Los Próximos Once

Esta denominación usada por el banco de inversiones Goldman Sachs se refiere a once países del mundo que se presentan como economías ideales para la inversión. Estas son: Indonesia, Bangladesh, Nigeria, Egipto, Irán, Pakistán, Turquía, Vietnam, Corea del sur, México y Filipinas. En este informe efectuado el año 2005, se menciona a México como uno de los principales miembros de este grupo, teniendo el potencial para competir con los países miembros del BRIC. Según Goldman Sachs, los BRIC, junto a México y EE.UU. son las seis economías que pueden llegar a ser las más dominantes en el año 2050.

Los EAGLEs

En noviembre de 2010 el BBVA presentó un  nuevo grupo de países denominado EAGLEs, refiriéndose a “Emerging And Growth Leading Economies”. Es decir, las economías emergentes que lideran el crecimiento global. Los diez países que forman este grupo son: Brasil, Rusia, India, China, Corea del Sur, Indonesia, México, Turquía, Egipto y Taiwan. BBVA pronostica que los EAGLEs serán responsables de la mitad del crecimiento mundial en los próximos 10 años, mientras que el G-7 (Estados unidos, Japón, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia y Canadá) sólo contribuirá con un 30% del crecimiento. Aquí nuevamente notamos la presencia de Brasil y México, los dos países más emergentes de Latinoamérica.

El grupo EAGLEs, a diferencia de los BRIC  y los CIVETS, si permite la entrada y salida de economías al grupo, de acuerdo a su desempeño. Es por eso, que hay 11 economías candidatas a este grupo por tener cifras muy cercanas a los EAGLEs y su inclusión dependerá del progreso de su crecimiento. Estos países son: Nigeria, Polonia, Sudáfrica, Tailandia, Colombia, Vietnam, Bangladesh, Malasia, Argentina, Perú y Filipinas.

Si sumamos los países EAGLEs y los países candidatos, podemos percatarnos del predominio de Asia y América Latina, que aportan un 40% y un 30% respectivamente. Lo que convierte al concepto EAGLEs como el mejor escenario para los latinoamericanos, debido a que no solamente encontraríamos a Brasil y México, sino incluso, podríamos encontrar a Colombia, Argentina y Perú.

Para el BBVA, las economías emergentes que liderarán el crecimiento global serán los EAGLEs. Aquí se encuentran Brasil y México. Y como posibles candidatos Colombia, Argentina y Perú.

La lista FTSE

La lista FTSE es un grupo británico que ofrece servicios de datos y desarrolla índices bursátiles como el FTSE. Este grupo clasifica a los mercados emergentes en dos grupos basados en la renta nacional del país así como en el desarrollo de su infraestructura de mercado. Los 2 grupos son:

  1. 1.       Países Emergentes Avanzados

Brasil, México, Hungría, Polonia, Sudáfrica y Taiwan.

  1. 2.       Países Emergentes Secundarios

China, Chile, Colombia, República Checa, Egipto, India, Indonesia, Malasia, Marruecos, Pakistán, Perú, Filipinas, Rusia, Tailandia, Turquía, Emiratos Árabes Unidos.

Índice MSCI

MSCI es Morgan Stanley Capital International. Ofrece herramientas de apoyo para los inversores como son los índices y las diversas formas de evaluar el riesgo y el rendimiento de las carteras. En mayo 2010, colocó a los siguientes países en su lista de MSCI Emerging categoría Mercados: Brasil, Chile, China, Colombia, República Checa, Egipto, Hungría, India, Indonesia, Malasia, México, Marruecos, Perú, Manila, Polonia, Rusia, Sudáfrica, Corea del Sur y Taiwan.

Según las entidades financieras, las principales zonas donde se desarrollarán las economías emergentes serán en Asia y Latinoamérica.

Lista de Standard & Poors

Standard & Poors es una compañía de servicios financieros  que publica el análisis y la investigación sobre bonos y acciones como los índices bursátiles. En esta lista se considera a 19 países como emergentes: Brasil, Chile, China, República Checa, Egipto, Hungría, india, Indonesia, Malasia, México, Marruecos, Perú, Filipinas, Polonia, Rusia, Sudáfrica, Taiwán, Tailandia y Turquía.

Lista de Dow Jones

Dow Jones es un sistema de información financiera estadounidense. Su lista contiene 35 países considerados como mercados emergentes: Argentina, Bahréin, Brasil, Bulgaria, Chile, China, Colombia, República Checa, Egipto, Estonia, Hungría, India, Indonesia, Jordania, Kuwait, Letonia, Lituania, Malasia, Mauricio, México, Marruecos, Omán, Pakistán, Perú, Manila , Polonia, Qatar, Rumania, Rusia, Eslovaquia, Sudáfrica, Sri Lanka, Tailandia, Turquía, Emiratos Árabes Unidos.

Brasil y México serán los países emergentes líderes de América Latina. Mientras tanto, países como Venezuela, Ecuador y Bolivia debieran mejorar su institucionalidad, así como sus indicadores económicos.

Entonces, después de ver qué dicen los organismos internacionales y las entidades financieras podemos percatarnos que las principales economías de América Latina son Brasil y México, sin lugar a dudas. Y en un segundo bloque vienen Colombia, Perú, Chile y Argentina. De estos seis países, cuatro han optado abiertamente por el libre mercado como son México, Colombia, Perú y Chile. Por su parte, Brasil y Argentina son estados más proteccionistas pero con un gran tamaño de mercado, sobretodo Brasil, y una riqueza en materias primas. Pero mientras Brasil es la principal economía emergente de Latinoamérica, considerada dentro del grupo BRIC; Argentina, teniendo un gran tamaño de mercado, un fuerte consumo local y cantidad de materias primas, es –según las entidades mencionadas- la más débil de este grupo debido a una falta de políticas económicas claras y de largo plazo.

Esperemos que estos países, por el bien de Latinoamérica, consoliden su posición y salgan airosos de la crisis económica que va haciendo mella en otras regiones y continentes del mundo. Sólo el tiempo y la cordura de los gobiernos de turno nos dirán cómo nos fue.