SER EMPRENDEDOR EN EL PERU

13 septiembre, 2013

El Perú es un país de emprendedores. El 98% de las empresas en el Perú son micro y pequeñas empresas (Mypes) que son formadas por emprendedores. Según el Informe Ejecutivo Global  Entrepreneurship Monitor 2011 Perú registra una tasa emprendedora de casi 23%; es decir, uno de cada cuatro peruanos –en estos momentos- está emprendiendo.

 ¿Y que es lo que motiva a un emprendedor a hacer empresa? Las motivaciones de un emprendedor pueden ser el deseo, la oportunidad o la necesidad. Emprender por oportunidad es la mejor alternativa de las tres. En el caso del Perú, según el Informe GEM 2011 la tasa de emprendimiento por oportunidad es el doble de la tasa de emprendimiento por necesidad; es decir, por cada dos emprendimientos de subsistencia existen cuatro por oportunidad. Esta es una cifra positiva para el Perú; sin embargo, en el mismo informe se aprecia que Perú es uno de los países cuya población presenta una de las mayores tasas de “temor al fracaso” ante los emprendimientos. ¿Y por que’ se da esta disyuntiva que podría hacer que la tasa de emprendimiento decaiga en nuestro país?

El emprendedor  es aquella persona que tiene una buena idea y que tiene la capacidad de hacer que las cosas sucedan. Un emprendedor va a ser una persona capaz de promover cambios positivos, tiene pasión por lo que hace, es independiente, toma decisiones, enfrenta los problemas, asume riesgos y es persistente.  Pero no está ni actúa solo, se desenvuelve en una coyuntura nacional e internacional que le imponen una serie de variables exógenas que no pueden controlar. Es en este escenario en que intervienen el gobierno, las autoridades y otros agentes como proveedores y clientes, que muchas veces –en vez de apoyar al emprendedor- lo sancionan y limitan con medidas, normas y actitudes que restringen el surgimiento del pequeño empresario.

Y la mejor manera de entender este contexto y la falta de apoyo –por parte de las autoridades- es con algunos ejemplos verídicos  que son el pan de cada día de los emprendedores en el Perú.

Caso 1.- Una Mype emprendedora de confecciones en Lurin que cuenta con cuatro trabajadores, que paga sus impuestos y brinda trabajo a más peruanos, es estafada por uno de sus trabajadores (la secretaria) quien se apropia de manera ilícita de S/19,500 que eran para el pago de sus obligaciones. La empresa la denuncia ante el poder judicial, buscando hacer justicia ante el hurto cometido y la Corte Superior de Justicia de Lima cierra el caso por falta de pruebas, sin resolver la controversia de fondo. Los argumentos que interpone la corte son que no se ha verificado la preexistencia del monto apropiado debido a que la copia del cheque y la hoja de “requerimiento de materiales” presentado por la pequeña empresa –como pruebas de la apropiación- no han sido acompañadas de auditoría alguna, ni presenta la firma de un contador. Yo me pregunto, ¿una microempresa de cuatro trabajadores –según el poder judicial- debería tener en planilla un contador que firme cada una de las hojas de “requerimiento de materiales” para que le de validez a cada compra y salida de dinero que realice una pyme? ¿Suena eso coherente? ¿Es esa la manera en que un poder del Estado apoya a sus emprendedores? ¿Entonces, la culpa es del microempresario por no contratar desde un inicio a profesionales calificados que validen todas sus operaciones?

Según el Informe Global Entrepreneurship Monitor 2011 el Perú goza de un alta tasa de emprendimientos recientes, así como de una alta actividad empresarial temprana; pero cuando hablamos de propietarios con negocios establecidos –es decir, que han sobrevivido a la primera etapa- las cifras caen notoriamente. Es ahí donde el Estado debe intervenir para apoyar los emprendimientos con un ambiente amigable que fomente la creación de empresas y empresarios formales en el Perú. Cuadro elaborado por Bruno Calderón basado en el Global Entrepreneurship Monitor 2011.

Según el Informe Global Entrepreneurship Monitor 2011 el Perú goza de un alta tasa de emprendimientos recientes, así como de una alta actividad empresarial temprana; pero cuando hablamos de propietarios con negocios establecidos –es decir, que han sobrevivido a la primera etapa- las cifras caen notoriamente. Es ahí donde el Estado debe intervenir para apoyar los emprendimientos con un ambiente amigable que fomente la creación de empresas y empresarios formales en el Perú. Cuadro elaborado por Bruno Calderón basado en el Global Entrepreneurship Monitor 2011.

Caso 2.- Un emprendedor ahorra su dinero y decide comprar un pequeño local para alquilarlo. El emprendedor hace un contrato de alquiler, formaliza la operación ante la sunat, se convierte en contribuyente de primera categoría y mes a mes paga sus impuestos según ley. Cada mes el contribuyente paga el 5% del valor que alquiler, en este caso el local se alquila por doscientos setenta y siete nuevos soles, lo cual hace que el monto a pagar sea de catorce nuevos soles. Pero en un mes, el emprendedor –debido a las múltiples actividades que realiza para salir adelante- se descuida y olvida pagar en fecha el impuesto a la renta de primera categoría. Desesperado, al día siguiente, recurre a su amigo contador para que le informe si puede pagar sin mayores problemas el impuesto y este le dice: – la infracción por no presentar la declaración mensual en su fecha es del  50% de la UIT (S/. 3700), es decir, mil ochocientos cincuenta nuevos soles. Pero si regularizas voluntariamente la omisión a la declaración jurada y pagas la multa, solo deberás cancelar el 10% de la multa, es decir, ciento ochenta y cinco nuevos soles. Entonces nuestro buen emprendedor, tuvo que pagar una multa de S/. 185.00  por olvidarse pagar S/.14.00 en su fecha. Es decir, por pagar al día siguiente de su plazo establecido debió cancelar 13 veces más de lo que pagaba mensualmente. Este contribuyente tuvo que destinar el 67% de lo que recibe mensualmente para el pago de la multa y así evitar sanciones mayores. Y me pregunto ¿Con estas medidas impulsa el Estado a quienes pagan formalmente sus impuestos? ¿No debería haber una escala de pagos de acuerdo al tamaño del contribuyente? ¿Así busca el Estado anchar la base tributaria y que mas peruanos contribuyan al desarrollo del país?

Caso 3.- Dos amigos se juntan para iniciar una actividad de emprendimiento. Formalizan su empresa, obtienen su RUC, ponen en práctica su planeamiento estratégico y aun no sacan boletas ni facturas cuando les cae una carta de la municipalidad distrital. La municipalidad rápidamente se ha enterado que han abierto una empresa con domicilio fiscal en su distrito y les exige que obtengan su licencia de funcionamiento, además de pagar la multa por no hacer la declaración oportunamente. Los jóvenes emprendedores aun no han vendido nada, ni un solo producto, ni siquiera han sacado boletas y ya tienen que pagar una multa a la municipalidad. Los planes no salen de acuerdo a lo planificado, la percepción de oportunidad se pierde y la neo empresa no llega a funcionar. Mientras tanto, la municipalidad sigue enviando cartas coactivas ampliando las multas administrativas. Tres años después, la otrora empresa se encuentra de baja de oficio pero el municipio sigue enviando sus esquelas coercitivas, al que fue su fugaz domicilio fiscal,  amenazando con cobranzas coactivas y registro en la central de riesgo. Y me pregunto ¿Así impulsa el municipio a los emprendedores que en su distrito quieren hacer empresa? ¿No debiera ser la municipalidad distrital más amiga y comprensiva con quienes buscan crear negocio en sus localidades y generar trabajo? ¿Están los funcionarios municipales capacitados para impulsar el emprendimiento así como lo están para recaudar contribuciones coactivamente?

Según las cifras del GEM 2011 hay una gran paradoja en el emprendimiento peruano. Por un lado, somos uno de los países con mayor percepción de oportunidades en nuestro medio; sin embargo, también somos uno de los estados con mayor temor al fracaso. ¿Por qué se da esta disyuntiva? ¿Sera que el emprendedor peruano cree que no hay un marco jurídico adecuado que contribuya a sus objetivos?  Cuadro elaborado por Bruno Calderón basado en el Global Entrepreneurship Monitor 2011.

Según las cifras del GEM 2011 hay una gran paradoja en el emprendimiento peruano. Por un lado, somos uno de los países con mayor percepción de oportunidades en nuestro medio; sin embargo, también somos uno de los estados con mayor temor al fracaso. ¿Por qué se da esta disyuntiva? ¿Sera que el emprendedor peruano cree que no hay un marco jurídico adecuado que contribuya a sus objetivos? Cuadro elaborado por Bruno Calderón basado en el Global Entrepreneurship Monitor 2011.

Caso 4.- Una emprendedora abre una boutique de ropa para damas. Ha invertido en la decoración de la tienda, ha formalizado su empresa, está generando fuentes de trabajo, empieza a pagar impuestos. Ha invertido sabiendo que en una primera etapa solo va a recuperar su capital de trabajo; así que es muy cuidadosa con sus gastos.  De pronto, le llega una carta de una empresa de telecomunicaciones que impulsa directorios telefónicos para empresas. En la misiva le agradecen haber confiado en ellos y le envían un arte con el aviso a colores que ella ha decidido “poner” en el directorio telefónico. Asimismo, le mencionan que el aviso a colores de un cuarto de página A4 lo pagara’ en doce cómodas cuotas, tiene 48 horas para aprobar el arte y además la carta es acompañada del primer recibo de pago. La emprendedora –aun sin salir de su asombro- llama al directorio de empresas y le menciona que ella no ha mandado a poner ningún aviso. Es más, les da claras señales del craso error. En primer lugar, les menciona que su negocio es de ropa de damas y el aviso promociona ropa de bebes, el nombre comercial no es el mismo que ella utiliza en su tienda y el teléfono de contacto no es el suyo. Además, le han emitido una boleta cuando en cada operación que realiza ella siempre solicita facturas para utilizarlo como crédito fiscal. A todo esto, el área de ventas de la empresa en mención le dice: -Lo siento, pero acá esta su contrato con las características que Ud. ha solicitado. La apesadumbrada emprendedora dice que eso no es verdad, que debe haber un error. Y la empresa contesta: -No hay error señora aquí tenemos su firma con el compromiso que Ud. ha adquirido. La nueva empresaria empieza a degustar los primeros sinsabores que trae su aventura de querer hacer empresa en el Perú. Tiene que dejar todas sus actividades de lado, para acercarse a la empresa de telecomunicaciones y tratar de resolver el asunto personalmente. Mientras que le ubican el contrato, le piden su DNI para la verificación de la firma, procede la anulación del contrato y le dicen que no le pueden dar copia del contrato que aducen “ella firmo’” pasan aproximadamente cuatro horas. Ese momento nadie se lo pagara’, la cólera pasada nadie se la quitara’, la desconfianza generada marcara’ su trato con otras empresas. Y yo me pregunto ¿Esa es la forma en que una gran empresa puede tratar a una mype? ¿Es fluido y está al alcance de los nuevos emprendedores interponer demandas ante casos como este? ¿Si una gran empresa no tiene –a veces- los procesos adecuados para controlar las acciones que hacen sus recursos humanos, se le puede exigir a un nuevo emprendedor que cuente con personal calificado para que no cometa ninguna falta?

Casos que suceden día a día y por los que muchos emprendedores tienen que pasar. Y cuando buscan ayuda ¿con que se encuentran? Con un Estado a quien le falta crear un marco jurídico que sea amigable con las micro y pequeñas empresas; con unas autoridades que, en vez de impulsar el crecimiento, obstruyen los procedimientos que pudiesen generar mayor competitividad empresarial.

Entonces nos preguntamos ¿está el Estado realmente  brindando su apoyo a los emprendedores? Según el Informe Global Entrepeneurship 2011, la mayoría de actividades de emprendimiento en el Perú son débiles y pequeñas. Perú tiene una alta tasa de emprendimientos en etapa temprana al igual que Chile, Colombia y China. Sin embargo, en negocios establecidos las tasas peruanas son mucho menores que sus similares. Es por eso, que labor efectiva del Estado es tan importante en el acompañamiento a los emprendedores y a los nuevos empresarios. El Estado es aquel que con sus normas y medidas determina que el ambiente en el que se desenvuelven los emprendedores sea amigable, digerible y empodere sus proyectos y visiones o puede ser aquel que se encargue de obstruir, atrancar y apagar  las aspiraciones de nuestros jóvenes empresarios.

Existen cerca de 3.5 millones de micro y pequeñas empresas (Mypes) que representan el 98% de las empresas en el Perú y generan cerca del 65% de empleo en el país. Video de Idep Perú, Instituto de Emprendimiento Político.

¿Y cuáles son las tareas que el Estado debería enfatizar para que el emprendimiento no quede solamente en una primera etapa?

Un gran tema pendiente por el Estado es el desarrollo de la formalización. De los 3.5 millones de mypes que existen en el país, sólo 1,2 millones son formales. El Estado debe promover la formalización generando un marco jurídico amigable para la micro y pequeña empresa, que incentive que el emprendedor se formalice al encontrar ventajas, oportunidades, facilidades e información por parte del Estado, antes que excesivas regulaciones, desconfianza o cacería de brujas por parte del gobierno, ya que estas medidas lejos de promover la formalización, termina por ahuyentar a los emprendedores del mundo formal. La informalidad genera que millones de peruanos no accedan a los beneficios sociales y que no se anche la base tributaria, lo que perjudica al régimen en cuanto a la recaudación fiscal y a las pocas empresas formales que son las que siempre reciben toda la carga tributaria.

La Institucionalidad es imprescindible para los emprendedores. Todo emprendedor y empresario necesita normas claras y predictibilidad que le generen confianza para la toma de decisiones. Es decir, todo emprendedor, empresario e inversor busca eficiencia en la gestión del Estado, independencia del poder judicial, seguridad pública, confianza pública en políticos, estado de derecho, economía saludable, así como un marco legal en materia de competencias. Sin embargo, el Perú se encuentra en el puesto 109 (de 148 países) en el pilar de Institucionalidad según el Índice de Competitividad Global 2013 – 2014. Este pilar, que ha ido retrocediendo en los dos últimos ranking del WEF (World Economic Forum) es uno de los más bajos que tiene el Perú y mientras no se mejore este indicador el desafío para los emprendedores será muy grande. Según este último ranking, Perú está muy retrasado en muchas áreas relacionadas a la institucionalidad: confianza pública en políticos (131), independencia del poder judicial (126), carga de la regulación gubernamental (113). Asimismo, desde que se inicio el Plan Nacional de Competitividad en el 2005 -elaborado por el Consejo Nacional de Competitividad- se trazo, entre otros,  el plan sectorial referido al fortalecimiento institucional  y hasta el año 2012 solo había tenido un avance del 3%, cuando otro sector – como la política comercial- había alcanzado un desarrollo de 82%. Es en estos momentos de incertidumbre mundial donde necesitamos con mayor urgencia de una institucionalidad solida que garantice la apuesta por la eficiencia del Estado y por un desarrollo sostenible que brinde más bienestar a los peruanos.

Dos casos de emprendimiento peruano. Todo empieza con un espíritu de superación, la lucha por salir adelante y la necesidad de desenvolverse en un entorno formal.

Otra tarea importante del Estado para mejorar la competitividad de las pequeñas empresas y apoyar a los emprendedores es el gran desafío de mejorar el nivel de educación primaria y secundaria en el Perú. Es indispensable invertir más en el capital humano para que tengan las herramientas necesarias para optar por un trabajo digno. Una persona con educación primaria completa y decente va a estar mejor preparada para realizar operaciones productivas medianamente complejas que aquella que no terminó sus estudios. Asimismo, tener personas con una mejor preparación va a hacer que los emprendedores y empresarios puedan tener un capital humano mejor preparado y más productivo. Según el informe PISA (Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes) 2009, que mide el rendimiento escolar de estudiantes de 15 años en el mundo, nuestro país quedo en el antepenúltimo puesto en habilidad lectora y matemáticas; así como, penúltimos en ciencias. Y eso gracias a Kirguistán que quedo ultimo en todo, sino nuestra posición hubiera sido aun peor. Esto significa que aun tenemos un techo muy alto para avanzar, pero más que verlo como una debilidad debiéramos verlo como una oportunidad de mejora.

De igual manera, también es importante que el Perú mejore en otros indicadores que promuevan la competitividad como la ciencia y la tecnología, el clima económico y la infraestructura.

El emprendedor es un gran transformador que busca abrirse paso más allá de las limitaciones y trabas que pudiesen existir; sin embargo, no es un superhéroe que pueda bregar día y noche sin cansarse, sin fatigarse ante esa falta de apoyo y empatía que muchas veces encuentra frente a las autoridades. Es por eso, que es labor del Estado promover un ambiente adecuado que impulse los emprendimientos y brinde soporte a aquellos que si creemos en un Perú mejor y apostamos nuestras fichas a este juego llamado emprendimiento.


AGUA SI, ORO SI, CONGA SI?

26 junio, 2012

Se dice que toda crisis social es producto de decisiones y puede ser resuelta por decisiones… Bueno pues, parece que la crisis de Conga está transcurriendo de esa manera.

Primero el mandatario peruano Ollanta Humala, cuando era candidato a presidente, tuvo un discurso muy encendido contra las empresas mineras y radicalizó las posiciones al plantear “¿qué es más importante el agua o el oro?”. Esa propuesta de discurso, le rindió frutos a corto plazo porque permitió que un sector de peruanos –que no está de acuerdo con el impulso de la minería legal como parte del desarrollo sostenible del país- apoyase su candidatura y fueran parte de la masa votante que lo llevó al poder.

Después al llegar al gobierno  se dio cuenta que, a veces, no se puede ser tan tajante; que no todo es blanco o negro. Advirtió que las palabras que uno dice en público dejan precedente. Aprendió que tomar posiciones radicales te puede generar beneficios y logros de corto plazo, pero que en el mediano o largo plazo te pueden pasar la factura. Y está saboreando ese coctel amargo llamado “frustración” de esa población que creyó en él para liderar un cambio de sistema. El tomó la decisión, en campaña, de optar esa posición política y cosechó sus resultados.

Ollanta Humala, en plena campaña presidencial, cuando sus discursos tenían una tendencia anti minera.

Ahora, ya tomó una nueva decisión. El Presidente acaba de confirmar la continuidad del proyecto minero Conga. Y eso era lo que muchos pedíamos: una decisión. Porque no hay peor escenario que estar en incertidumbre y cuando hay crisis se deben tomar decisiones concretas que calmen y definan la evolución de un proceso incierto.

Sin embargo, la incertidumbre no ha pasado. Políticamente ya sabemos la decisión del gobierno pero socialmente hay un sector de la población –encabezada por una autoridad- que no acepta la decisión, que se niega a la posición distinta, que descalifica a la otra parte. ¿Quién está excluyendo a quién?  ¿Se puede establecer un diálogo con una parte que no quiere negociar?. O peor aún ¿Te puedes sentar en una mesa sabiendo que la otra parte sólo quiere decir sus posiciones, no negociar y encima utilizar la mesa de diálogo para decir que fuiste intransigente y no quisiste aceptar lo que esta parte quería? De repente sí podría servir para hacer notar la intransigencia de la parte contraria, pero esta oportunidad se pierde si uno empieza a actuar igual que la contraparte, de manera poco tolerante y olvida que en política los gestos valen… porque escuchar no es malo…¿o si?

En fin, la decisión ya fue tomada. Ahora, pararse en responsabilidad, ser su palabra, respetar lo acordado, controlar y auditar los compromisos convenidos, hacer respetar el Estado de derecho y asumir el reto que conlleve sus decisiones.

El presidente Ollanta Humala -en mensaje a la nación- anunciando la continuidad del proyecto Conga, siempre y cuando, garantice los recursos hídricos en Cajamarca.

Mientras tanto, el presidente regional de Cajamarca, que manifiesta que Conga es inviable y a quien le agradan los gobiernos más firmes “que lleven a cabo cambios estructurales en el orden económico, social, político y cultural” debiera saber que mandatarios progresistas como Cristina Fernández de Kirchner de Argentina y Rafael Correa de Ecuador si apoyan el desarrollo minero y piden incluso a su población que se debe apoyar estos proyectos por las bondades e ingresos fiscales que representan. Claro está, que dejan en claro el compromiso del gobierno en fiscalizar las operaciones pero el fondo es que reconocen el saldo positivo que dejan estas inversiones. Y en ambos casos, con la personalidad que tienen y debe tener todo mandatario, dejan en claro cuál es su decisión y ponen paños fríos al conflicto.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, mencionando que “es falso el dilema el oro versus el agua” y que no se puede vivir sin minería.

Cristina Fernández, presidente de Argentina, manifiesta que la minería -haciéndola sustentable- es una actividad sub explotada en la región latinoamericana.

Por su parte, el presidente de derecha Juan Manuel Santos, presidente de Colombia, augura el pronto ingreso de su país al APEC (Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico) y manifiesta sus deseos de colocar sus proyectos mineros en manos de inversionistas del Asia-Pacífico que sean responsables social y ambientalmente.

En Colombia, el presidente Manuel Santos, promociona sus proyectos mineros y dice que la única condición que le piden al inversionista es que sean responsables social y ambientalmente.

Es decir, tanto los presidentes de derecha como los progresistas –a pesar de tantas diferencias ideológicas- en lo que sí están de acuerdo es que los proyectos mineros van a beneficiar a su población y que sus gobiernos velarán por el cumplimiento de sus obligaciones. Entonces ¿qué posición están buscando algunos dirigentes en el Perú? ¿Puede vivir sin minería un país minero? ¿Cristina Kirchner y Rafael Correa también están equivocados en este tema? Se puede acusar al gobierno peruano que sólo se está fijando en el aspecto económico pero no estará el gobierno regional también sólo fijándose en su porvenir político?

Movimientos de izquierda han radicalizado sus demandas dando a entender que una opción excluye a la otra (agua si, oro no). ¿Quién está excluyendo a quién?

Ser líder no sólo significa llevar la voz de mando sino ser responsable de los actos que realiza, fundamentar con criterio sus posiciones, saber que llegar a acuerdos significa ceder (no es mala palabra) cuando sea necesario, asumir los retos que conlleven sus decisiones y saber que la obra que hoy realiza puede cambiar el destino, para bien o para mal, de quienes depositan su confianza en él.


PAISES EMERGENTES EN LATINOAMERICA

11 enero, 2012

Hace un par de meses la directora del Fondo Monetario Internacional  (FMI), Christiane Lagarde, menciónó que Perú forma parte de una “nueva ola de mercados emergentes líderes” y que a medida que la economía mundial se transforma, el ascenso de América Latina “resulta indudable” encabezado por Brasil, Perú y México. Asimismo, en noviembre pasado, Perú fue reconocido por el Foro de Cooperación Asia Pacífico (APEC) como una de las tres economías emergentes de la cuenca Asia  Pacífico.

Esto ha llevado a preguntarme ¿Y para el mundo, quienes son las principales economías emergentes de América Latina? ¿Qué dicen las instituciones internacionales al respecto? Los invito a examinar algunos resultados.

Primero pasemos a explicar rápidamente qué es una economía emergente. Este término fue acuñado por el economista del Banco Mundial Antoine W. Van Agtmael para referirse a los países con un rápido crecimiento en su economía y en su industrialización. Para algunos economistas, una economía es considerada como emergente si cumple cinco condiciones:

1.       Posee riqueza de materias primas y recursos.

2.       Creciente número de trabajadores jóvenes.

3.       Goza de estabilidad política.

4.       Fuerte inversión extranjera directa.

5.       Dinámico crecimiento de consumidores locales.

Ahora pasemos a describir qué países latinoamericanos son mencionados como principales economías emergentes según los organismos internacionales y entidades financieras.

Los BRIC

En noviembre de 2001, el banco de inversiones Goldman Sachs, liderado por el economista Jim O´Neill, publicó el ensayo Dreaming with BRICs, the path to 2050. En este estudio, O´Neill estimó que en el 2050 las economías emergentes de Brasil, Rusia, India y China podrían convertirse en las cuatro economías dominantes del planeta. Hace 10 años estos cuatro países representaban un sexto de la economía mundial; hoy ocupan el 25%.

Según Goldman Sachs, mientras China e India, serán los proveedores globales dominantes de tecnología y de servicios; Brasil y Rusia llegarán a ser semejantemente dominantes como proveedores de materias primas.  Aquí encontramos al primer latinoamericano, Brasil, entre los 4 grandes del presente siglo. Brasil no sólo es un gran proveedor de materias primas, sino que también ya empezó a aumentar de manera constante sus parques industriales.

Según Goldman Sachs, las cuatro economías emergentes que dominarán la economía del planeta serán Brasil, Rusia, India y China. Los BRIC.

El BRIC ha dado paso a otras siglas asociadas a las que se le ha añadido algunos países. Así tenemos:

BRICS = BRIC + Sudáfrica

BRIMC = BRIC + México

BRICA = BRIC + Países Árabes (Arabia Saudita, Qatar, Kuwait, Bahréin y Emiratos Árabes Unidos)

BRICET = BRIC + Europa del este y Turquia

BRICK = BRIC + Corea del Sur

Los CIVETS

Es un  nuevo grupo de mercados emergentes, que siguiendo a los BRIC, son mercados atractivos debido a la diversificación de sus economías, al rápido crecimiento de sus poblaciones y al posible logro de potenciales rendimientos en el mediano plazo. Los países que conforman este grupo son Colombia, Indonesia, Vietnam, Egipto, Turquía y Sudáfrica. Aquí podemos encontrar al país hermano de Colombia que ha encontrado un nicho muy interesante para desarrollarse.

Los CIVETS, según The Economist Intelligence Unit (EIU) son países que crecerán a una tasa anual de 4.5% en los próximos 20 años. Sus fortalezas son mano de obra barata, bajos costes de producción y crecimiento de los mercados internos. Entre sus debilidades están la inestabilidad política, corrupción, falta de transparencia y de infraestructura, así como empresas nacionales sin mucha reputación. Colombia es una economía de libre mercado que se parece a Perú y Chile, se está manteniendo frente a la crisis económica global y tiene una economía relativamente diversificada, pero posee una población mayor y el tamaño de mercado  es una característica fundamental para ser parte de este grupo.

Según la Unidad de Inteligencia de The Economist, los CIVETS serán los principales mercados emergentes que seguirán a los BRIC.

Formar parte de los CIVETS, puede llevar a Colombia a dar un gran salto en la próxima década. Así como Brasil se ha puesto de moda, en la última década, a partir de su inclusión en los BRIC, Colombia podría ponerse de moda en esta década que comienza.

Los N-11 o Los Próximos Once

Esta denominación usada por el banco de inversiones Goldman Sachs se refiere a once países del mundo que se presentan como economías ideales para la inversión. Estas son: Indonesia, Bangladesh, Nigeria, Egipto, Irán, Pakistán, Turquía, Vietnam, Corea del sur, México y Filipinas. En este informe efectuado el año 2005, se menciona a México como uno de los principales miembros de este grupo, teniendo el potencial para competir con los países miembros del BRIC. Según Goldman Sachs, los BRIC, junto a México y EE.UU. son las seis economías que pueden llegar a ser las más dominantes en el año 2050.

Los EAGLEs

En noviembre de 2010 el BBVA presentó un  nuevo grupo de países denominado EAGLEs, refiriéndose a “Emerging And Growth Leading Economies”. Es decir, las economías emergentes que lideran el crecimiento global. Los diez países que forman este grupo son: Brasil, Rusia, India, China, Corea del Sur, Indonesia, México, Turquía, Egipto y Taiwan. BBVA pronostica que los EAGLEs serán responsables de la mitad del crecimiento mundial en los próximos 10 años, mientras que el G-7 (Estados unidos, Japón, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia y Canadá) sólo contribuirá con un 30% del crecimiento. Aquí nuevamente notamos la presencia de Brasil y México, los dos países más emergentes de Latinoamérica.

El grupo EAGLEs, a diferencia de los BRIC  y los CIVETS, si permite la entrada y salida de economías al grupo, de acuerdo a su desempeño. Es por eso, que hay 11 economías candidatas a este grupo por tener cifras muy cercanas a los EAGLEs y su inclusión dependerá del progreso de su crecimiento. Estos países son: Nigeria, Polonia, Sudáfrica, Tailandia, Colombia, Vietnam, Bangladesh, Malasia, Argentina, Perú y Filipinas.

Si sumamos los países EAGLEs y los países candidatos, podemos percatarnos del predominio de Asia y América Latina, que aportan un 40% y un 30% respectivamente. Lo que convierte al concepto EAGLEs como el mejor escenario para los latinoamericanos, debido a que no solamente encontraríamos a Brasil y México, sino incluso, podríamos encontrar a Colombia, Argentina y Perú.

Para el BBVA, las economías emergentes que liderarán el crecimiento global serán los EAGLEs. Aquí se encuentran Brasil y México. Y como posibles candidatos Colombia, Argentina y Perú.

La lista FTSE

La lista FTSE es un grupo británico que ofrece servicios de datos y desarrolla índices bursátiles como el FTSE. Este grupo clasifica a los mercados emergentes en dos grupos basados en la renta nacional del país así como en el desarrollo de su infraestructura de mercado. Los 2 grupos son:

  1. 1.       Países Emergentes Avanzados

Brasil, México, Hungría, Polonia, Sudáfrica y Taiwan.

  1. 2.       Países Emergentes Secundarios

China, Chile, Colombia, República Checa, Egipto, India, Indonesia, Malasia, Marruecos, Pakistán, Perú, Filipinas, Rusia, Tailandia, Turquía, Emiratos Árabes Unidos.

Índice MSCI

MSCI es Morgan Stanley Capital International. Ofrece herramientas de apoyo para los inversores como son los índices y las diversas formas de evaluar el riesgo y el rendimiento de las carteras. En mayo 2010, colocó a los siguientes países en su lista de MSCI Emerging categoría Mercados: Brasil, Chile, China, Colombia, República Checa, Egipto, Hungría, India, Indonesia, Malasia, México, Marruecos, Perú, Manila, Polonia, Rusia, Sudáfrica, Corea del Sur y Taiwan.

Según las entidades financieras, las principales zonas donde se desarrollarán las economías emergentes serán en Asia y Latinoamérica.

Lista de Standard & Poors

Standard & Poors es una compañía de servicios financieros  que publica el análisis y la investigación sobre bonos y acciones como los índices bursátiles. En esta lista se considera a 19 países como emergentes: Brasil, Chile, China, República Checa, Egipto, Hungría, india, Indonesia, Malasia, México, Marruecos, Perú, Filipinas, Polonia, Rusia, Sudáfrica, Taiwán, Tailandia y Turquía.

Lista de Dow Jones

Dow Jones es un sistema de información financiera estadounidense. Su lista contiene 35 países considerados como mercados emergentes: Argentina, Bahréin, Brasil, Bulgaria, Chile, China, Colombia, República Checa, Egipto, Estonia, Hungría, India, Indonesia, Jordania, Kuwait, Letonia, Lituania, Malasia, Mauricio, México, Marruecos, Omán, Pakistán, Perú, Manila , Polonia, Qatar, Rumania, Rusia, Eslovaquia, Sudáfrica, Sri Lanka, Tailandia, Turquía, Emiratos Árabes Unidos.

Brasil y México serán los países emergentes líderes de América Latina. Mientras tanto, países como Venezuela, Ecuador y Bolivia debieran mejorar su institucionalidad, así como sus indicadores económicos.

Entonces, después de ver qué dicen los organismos internacionales y las entidades financieras podemos percatarnos que las principales economías de América Latina son Brasil y México, sin lugar a dudas. Y en un segundo bloque vienen Colombia, Perú, Chile y Argentina. De estos seis países, cuatro han optado abiertamente por el libre mercado como son México, Colombia, Perú y Chile. Por su parte, Brasil y Argentina son estados más proteccionistas pero con un gran tamaño de mercado, sobretodo Brasil, y una riqueza en materias primas. Pero mientras Brasil es la principal economía emergente de Latinoamérica, considerada dentro del grupo BRIC; Argentina, teniendo un gran tamaño de mercado, un fuerte consumo local y cantidad de materias primas, es –según las entidades mencionadas- la más débil de este grupo debido a una falta de políticas económicas claras y de largo plazo.

Esperemos que estos países, por el bien de Latinoamérica, consoliden su posición y salgan airosos de la crisis económica que va haciendo mella en otras regiones y continentes del mundo. Sólo el tiempo y la cordura de los gobiernos de turno nos dirán cómo nos fue.

 


¿EL DESARROLLO SOSTENIBLE PLANTEADO POR EL GOBIERNO DISMINUIRÁ LA CONFLICTIVIDAD EN EL PERU?

5 noviembre, 2011

El problema de fondo del Perú no es sólo la desigualdad, sino también la institucionalidad

Acaba de publicarse el Informe sobre Desarrollo Humano 2011, publicado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), y el Perú ha ocupado el puesto 80 ubicándose entre los países de Desarrollo Humano Alto.

Según este Informe titulado “Sostenibilidad y equidad: un mejor futuro para todos, los enfoques que incluyen la equidad en las políticas públicas y que empoderan a la población para que pueda ser protagonista de los cambios legales y políticos son los más adecuados para disminuir los riesgos ambientales como la desigualdad. Y ya sabemos que la desigualdad trae como consecuencia la conflictividad.

Ante este marco teórico propuesto me pregunto ¿el enfoque de desarrollo formulado por el actual gobierno sigue el lineamiento recomendado por el Índice de Desarrollo humano 2011?, ¿cuáles son las consideraciones ambientales y sociales que sustentan la política de desarrollo del gobierno?, ¿las estrategias consideradas por el Estado serán suficientes para disminuir las raíces de la conflictividad que vive el país?

Enfoques de Desarrollo planteados por el gobierno

Para sugerir los enfoques de desarrollo formulados por el actual gobierno me basaré en la exposición del Presidente del Consejo de Ministros, Salomón Lerner, ante el Congreso de la República el día 25 de agosto de 2011. Desde mi percepción, por lo expuesto, los enfoques de desarrollo planteados por el gobierno son dos:

El primero es un enfoque de Desarrollo Sostenible, mediante el cual se busca estimular el crecimiento económico, la generación de empleo y la competitividad del país con el fin de estimular el bienestar social que se traduce en una reducción de la pobreza y fomento de la inclusión social; así como el cuidado del medio ambiente.

El segundo es un enfoque de Desarrollo basado en derechos, mediante el cual se busca promover el pleno ejercicio de los derechos ciudadanos para lograr su bienestar, se busca resolver los problemas de inclusión y el impulso a la responsabilidad social.

Por tanto, asumo que los enfoques elegidos por el actual gobierno siguen la misma ruta recomendada por el PNUD. Ahora, que estos enfoques  hayan sido planteados de manera efectiva y que logren ser eficaces y eficientes es otra cosa. Pasemos a analizar cuáles han sido las consideraciones sociales y medio ambientales propuestas.

1. Salomón Lerner, Presidente del Consejo de Ministros, ante el Congreso de la República el día 25 de agosto de 2011 hablando sobre los enfoques de desarrollo que tomaría el gobierno.

Consideraciones Sociales

Según la exposición del Primer Ministro, las consideraciones sociales que sustentan las políticas del gobierno son:

1.- Se deja por sentado que el crecimiento actual, si bien redujo la pobreza, no distribuyó de manera equitativa los logros alcanzados; más bien, mantuvo la desigualdad, no conservó el medio ambiente e incrementó la informalidad.

2.- Profunda reforma del Estado, cuyo fin será la igualdad de los derechos, incidiendo sobre todo en salud, educación, alimentación, vivienda, empleo y seguridad social. Se buscará incluir a todos los excluidos.

3.- Se impulsará una política de concertación. Las acciones para incentivar esta política pasan por potenciar el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana, el Consejo Nacional del Trabajo, el Consejo Económico y Social, la consulta previa y la prevención de conflictos sociales.

4.- Desarrollo de una política de competitividad que favorezca el aparato productivo. Mejora de la competitividad y articulación empresarial en los mercados locales.

5.- Reducir no sólo la pobreza; sino también, la desigualdad social a través de un crecimiento sostenido. Implementación de un crecimiento productivo con inclusión social económica.

6.- Incremento del salario mínimo vital.

7.- Desarrollo y fortalecimiento de programas sociales como CUNA MAS, Beca 18, Programa Juntos y  Pensión 65.

8.- Establecimiento de una política agraria orientada a reducir la brecha de competitividad de la agricultura peruana.

9.- Desarrollo de una política de empleo que promueva el trabajo decente, con plenos derechos, fortalecimiento sindical y aprobación de Ley General del Trabajo. Creación de Programas Trabaja Perú, Jóvenes a la Obra y Programa Nacional Perú Responsable.

10.- Se pone en marcha el Sistema Nacional de Salud, que garantiza el derecho a la salud de todos los peruanos.

11.- Mejoramiento de las viviendas de las personas de bajos recursos económicos en el ámbito urbano y rural.

12.- Se buscará reducir la brecha en infraestructura de transportes. Se promoverá su construcción con el apoyo público privado.

13.- Desarrollo de los servicios educativos en el Perú rural. Se priorizará el nivel de Educación Inicial.

14.- La política exterior y la cooperación internacional serán instrumentos al servicio de los objetivos de inclusión social.

Adicionalmente, el Estado acaba de crear el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social  con el fin de ejecutar las políticas de gobierno en esta materia.

Carolina Trivelli juramentando como ministra de Inclusión Social y Desarrollo.

Consideraciones Ambientales

De acuerdo a la exposición brindada ante el Congreso de la República, las consideraciones ambientales que sustentan las políticas del gobierno son:

1.- Recuperación de la credibilidad de los organismos encargados de velar por la protección del medio ambiente.

2.- La utilización de los recursos naturales renovables serán a plazo determinado para evitar su sobre explotación.

3.- Reconocimiento de la pluriculturalidad del Perú.

4.- Otorgación de una representación política a los grupos culturales indígenas que la reclaman.

5.- Conservación y defensa de nuestro variado patrimonio arqueológico.

6.- Hay una agenda ambiental pendiente en el país, sobre todo en los sectores sociales más vulnerables. El Gobierno busca implementar una política ambiental con un claro enfoque de derechos e inclusión social.

7.- Implementación de un enfoque de cambio climático en todos los procesos de planificación del desarrollo.

¿Las estrategias consideradas por el Estado serán suficientes para disminuir las raíces de la conflictividad que vive el país?

No. Pienso que los elementos considerados en el discurso del Primer Ministro no son suficientes para disminuir la conflictividad que vive el país.

En primer lugar, una fuente de conflicto social constante en nuestro país son los recursos naturales y en la exposición brindada por el gobierno no se establece claramente de quién son estos recursos. Ante un recurso renovable encontrado ¿el Estado tiene dominio del bien y también la propiedad del terreno?

En nuestro país, las actividades extractivas como la minería son las que han generado mayores crisis en los últimos gobiernos.

En el discurso no se profundiza sobre políticas orientadas a prever los impactos del cambio climático. No hay medidas contra la erosión natural y humana de los recursos naturales. Por ejemplo, no se toca el tema sobre la minería ilegal; sin embargo, se habla sobre el aporte adicional que brindarán las empresas mineras formales. Mientras que a las empresas formales le aplicas más normas, a las informales –que son las que más contaminan- se le sigue dejando laborar dañando el medio ambiente y sin pagar ningún tipo de impuesto. ¿Esto es inclusión social?

No se habla sobre medidas para disminuir el dióxido de carbono y cómo contrarrestar  el efecto invernadero que ya está afectando algunas regiones del país. Por tanto, no se establece la responsabilidad del Estado, las empresas y las personas.

La población quiere sentirse reconocida y representada. Se ha tocado el tema, pero no se ha mencionado ninguna acción. La territorialidad comunal es una herramienta básica para incentivar el poder de decisión y la autonomía de la población, pero quizá sea un tema sensible de tocarlo. La asociatividad en un gran reto para que las poblaciones se unan y salgan adelante pero tampoco se toca. La articulación empresarial y las cadenas productivas son herramientas básicas para el desarrollo y la competitividad de los pueblos, pero el gobierno no lo promociona en sus planes.

La transformación de los conflictos requiere cambios en cuatro niveles: personal, relacional, cultural y estructural. En el discurso se menciona realizar cambios a nivel estructural como estrategias políticas, sociales, económicas; cambios a nivel cultural como estrategias de interculturalidad, consultas al ciudadano, creencias de los pueblos; algunos cambios a nivel relacional como la inclusión, las relaciones de simetría. Sin embargo, no siento que se haya presentado propuestas en el nivel personal, como son trabajar las habilidades interpersonales de la población, la relación con los grupos antisistema, cómo trabajar el miedo y las percepciones de riesgo que tienen los ciudadanos. Estos temas, que son a nivel personal, debieran ser contemplados si se quiere trabajar directamente el tema de conflictos.

Según la Dirección General de Inteligencia del Ministerio del Interior, las acciones de protesta –en los últimos años- se han reducido; sin embargo, sus niveles de violencia han aumentado.

Para evitar que los conflictos estallen, el gobierno debe trabajar en el Diálogo con la población, como herramienta fundamental para llegar a negociaciones adecuadas y compartidas. El diálogo se trabaja en la etapa de prevención de un conflicto y debe estar presente en el plan de gobierno si es que se quiere trabajar antes que se generen las crisis. La coordinación y diálogo con líderes formales e informales es preponderante y de este tema no se habló en el discurso.

Sin embargo, el gobierno actual ha aprobado la Ley de consulta previa. Esta norma establece el derecho de las comunidades a solicitar ser consultadas sobre actividades extractivas en su territorio, estableciéndose un proceso de diálogo. Me parece una medida socialmente responsable con las comunidades indígenas, que muchas veces son afectadas por empresas que sólo tienen afán de lucro, pero hay que tener mucho cuidado de que esta medida sea mal utilizada por grupos antisistema que no quieren ningún tipo de inversión extranjera, ni de inversión nacional formal, pero no dicen nada con respecto al comercio informal generado en estas mismas zonas.

Según los enfoques de desarrollo aplicados por el gobierno, las políticas públicas señaladas están más concentradas en los derechos de los ciudadanos que en sus deberes. No comunicar adecuadamente el balance que debe  haber entre derechos y deberes que tiene la población puede generar un caldo de cultivo que conciba contrariamente mayor conflictividad. Cuando hay más ingresos, hay mayor presión distributiva por parte del pueblo, pero deben saber que también tienen que cumplir las normas establecidas. Y es el gobierno el primero que debe luchar contra la informalidad que vive el país, porque muchos están acostumbrados a reclamar sus derechos pero no a cumplir sus deberes ciudadanos.

El desarrollo económico implica que se impulse infraestructura a gran escala que genere polos de desarrollo en zonas como la selva; sin embargo, hay que supervisar y controlar el impacto ambiental que puede generar estas obras. Es el caso de la carretera Interoceánica, cuya construcción ha generado una deforestación para la utilización del terreno. En ese caso, ¿se ha hecho una balance del costo-beneficio?, ¿se ha presentado públicamente las auditorías realizadas? El plan de gobierno debería profundizar en este tema.

Informes señalan que cuando se construye carreteras en la Amazonía, como es el caso de la carretera Interoceánica, se ocasiona deforestación y degradación del medio ambiente.

El gobierno actual ha establecido como política exterior el acercamiento del Perú a Brasil, por razones geopolíticas y comerciales. Sin embargo, se sabe –según el informe presentado por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático- que Brasil es uno de los países que más deforestación ha causado en sus tierras afectando el medio ambiente. Según analistas, las malas prácticas brasileras, en su zona amazónica, ya las estuvieron aplicando en Perú en la zona de Iñambari. ¿el gobierno tomó alguna medida o acción para la verificación de esta denuncia?. El gobierno ha establecido en su discurso inicial, como políticas públicas, la soberanía energética y el desarrollo del sur peruano. ¿Sabiendo que el sur del país es una zona sensible de conflictos, no debería tener más cuidado con su socio brasilero para verificar si sus proyectos son socialmente sostenibles? ¿Cuántos bosques tropicales se hubieran deforestado si se realizaba esta obra? ¿Se habrían afectado los ecosistemas adyacentes? Un enfoque de Desarrollo Sostenible que busca evitar la conflictividad debería responder y establecer estrategias y acciones para resolver estas inquietudes.

Hay que recordar que la conflictividad nace de la desigualdad no sólo económica sino también de la falta de igualdad de derechos y oportunidades que toda persona anhela. Es por eso, que yo complementaría lo que acaba de decir el actual presidente peruano respecto a que el problema de fondo de nuestro país no es la pobreza, sino la desigualdad. Yo me atrevería a decir que el problema de fondo del Perú no es sólo la desigualdad, sino también la Institucionalidad porque si bien el crecimiento económico puede ayudar a disminuir la desigualdad de ingresos, una institucionalidad inepta y corrupta no permitirá la igualdad de derechos y oportunidades que toda persona merece.