¿EL DESARROLLO SOSTENIBLE PLANTEADO POR EL GOBIERNO DISMINUIRÁ LA CONFLICTIVIDAD EN EL PERU?

El problema de fondo del Perú no es sólo la desigualdad, sino también la institucionalidad

Acaba de publicarse el Informe sobre Desarrollo Humano 2011, publicado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), y el Perú ha ocupado el puesto 80 ubicándose entre los países de Desarrollo Humano Alto.

Según este Informe titulado “Sostenibilidad y equidad: un mejor futuro para todos, los enfoques que incluyen la equidad en las políticas públicas y que empoderan a la población para que pueda ser protagonista de los cambios legales y políticos son los más adecuados para disminuir los riesgos ambientales como la desigualdad. Y ya sabemos que la desigualdad trae como consecuencia la conflictividad.

Ante este marco teórico propuesto me pregunto ¿el enfoque de desarrollo formulado por el actual gobierno sigue el lineamiento recomendado por el Índice de Desarrollo humano 2011?, ¿cuáles son las consideraciones ambientales y sociales que sustentan la política de desarrollo del gobierno?, ¿las estrategias consideradas por el Estado serán suficientes para disminuir las raíces de la conflictividad que vive el país?

Enfoques de Desarrollo planteados por el gobierno

Para sugerir los enfoques de desarrollo formulados por el actual gobierno me basaré en la exposición del Presidente del Consejo de Ministros, Salomón Lerner, ante el Congreso de la República el día 25 de agosto de 2011. Desde mi percepción, por lo expuesto, los enfoques de desarrollo planteados por el gobierno son dos:

El primero es un enfoque de Desarrollo Sostenible, mediante el cual se busca estimular el crecimiento económico, la generación de empleo y la competitividad del país con el fin de estimular el bienestar social que se traduce en una reducción de la pobreza y fomento de la inclusión social; así como el cuidado del medio ambiente.

El segundo es un enfoque de Desarrollo basado en derechos, mediante el cual se busca promover el pleno ejercicio de los derechos ciudadanos para lograr su bienestar, se busca resolver los problemas de inclusión y el impulso a la responsabilidad social.

Por tanto, asumo que los enfoques elegidos por el actual gobierno siguen la misma ruta recomendada por el PNUD. Ahora, que estos enfoques  hayan sido planteados de manera efectiva y que logren ser eficaces y eficientes es otra cosa. Pasemos a analizar cuáles han sido las consideraciones sociales y medio ambientales propuestas.

1. Salomón Lerner, Presidente del Consejo de Ministros, ante el Congreso de la República el día 25 de agosto de 2011 hablando sobre los enfoques de desarrollo que tomaría el gobierno.

Consideraciones Sociales

Según la exposición del Primer Ministro, las consideraciones sociales que sustentan las políticas del gobierno son:

1.- Se deja por sentado que el crecimiento actual, si bien redujo la pobreza, no distribuyó de manera equitativa los logros alcanzados; más bien, mantuvo la desigualdad, no conservó el medio ambiente e incrementó la informalidad.

2.- Profunda reforma del Estado, cuyo fin será la igualdad de los derechos, incidiendo sobre todo en salud, educación, alimentación, vivienda, empleo y seguridad social. Se buscará incluir a todos los excluidos.

3.- Se impulsará una política de concertación. Las acciones para incentivar esta política pasan por potenciar el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana, el Consejo Nacional del Trabajo, el Consejo Económico y Social, la consulta previa y la prevención de conflictos sociales.

4.- Desarrollo de una política de competitividad que favorezca el aparato productivo. Mejora de la competitividad y articulación empresarial en los mercados locales.

5.- Reducir no sólo la pobreza; sino también, la desigualdad social a través de un crecimiento sostenido. Implementación de un crecimiento productivo con inclusión social económica.

6.- Incremento del salario mínimo vital.

7.- Desarrollo y fortalecimiento de programas sociales como CUNA MAS, Beca 18, Programa Juntos y  Pensión 65.

8.- Establecimiento de una política agraria orientada a reducir la brecha de competitividad de la agricultura peruana.

9.- Desarrollo de una política de empleo que promueva el trabajo decente, con plenos derechos, fortalecimiento sindical y aprobación de Ley General del Trabajo. Creación de Programas Trabaja Perú, Jóvenes a la Obra y Programa Nacional Perú Responsable.

10.- Se pone en marcha el Sistema Nacional de Salud, que garantiza el derecho a la salud de todos los peruanos.

11.- Mejoramiento de las viviendas de las personas de bajos recursos económicos en el ámbito urbano y rural.

12.- Se buscará reducir la brecha en infraestructura de transportes. Se promoverá su construcción con el apoyo público privado.

13.- Desarrollo de los servicios educativos en el Perú rural. Se priorizará el nivel de Educación Inicial.

14.- La política exterior y la cooperación internacional serán instrumentos al servicio de los objetivos de inclusión social.

Adicionalmente, el Estado acaba de crear el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social  con el fin de ejecutar las políticas de gobierno en esta materia.

Carolina Trivelli juramentando como ministra de Inclusión Social y Desarrollo.

Consideraciones Ambientales

De acuerdo a la exposición brindada ante el Congreso de la República, las consideraciones ambientales que sustentan las políticas del gobierno son:

1.- Recuperación de la credibilidad de los organismos encargados de velar por la protección del medio ambiente.

2.- La utilización de los recursos naturales renovables serán a plazo determinado para evitar su sobre explotación.

3.- Reconocimiento de la pluriculturalidad del Perú.

4.- Otorgación de una representación política a los grupos culturales indígenas que la reclaman.

5.- Conservación y defensa de nuestro variado patrimonio arqueológico.

6.- Hay una agenda ambiental pendiente en el país, sobre todo en los sectores sociales más vulnerables. El Gobierno busca implementar una política ambiental con un claro enfoque de derechos e inclusión social.

7.- Implementación de un enfoque de cambio climático en todos los procesos de planificación del desarrollo.

¿Las estrategias consideradas por el Estado serán suficientes para disminuir las raíces de la conflictividad que vive el país?

No. Pienso que los elementos considerados en el discurso del Primer Ministro no son suficientes para disminuir la conflictividad que vive el país.

En primer lugar, una fuente de conflicto social constante en nuestro país son los recursos naturales y en la exposición brindada por el gobierno no se establece claramente de quién son estos recursos. Ante un recurso renovable encontrado ¿el Estado tiene dominio del bien y también la propiedad del terreno?

En nuestro país, las actividades extractivas como la minería son las que han generado mayores crisis en los últimos gobiernos.

En el discurso no se profundiza sobre políticas orientadas a prever los impactos del cambio climático. No hay medidas contra la erosión natural y humana de los recursos naturales. Por ejemplo, no se toca el tema sobre la minería ilegal; sin embargo, se habla sobre el aporte adicional que brindarán las empresas mineras formales. Mientras que a las empresas formales le aplicas más normas, a las informales –que son las que más contaminan- se le sigue dejando laborar dañando el medio ambiente y sin pagar ningún tipo de impuesto. ¿Esto es inclusión social?

No se habla sobre medidas para disminuir el dióxido de carbono y cómo contrarrestar  el efecto invernadero que ya está afectando algunas regiones del país. Por tanto, no se establece la responsabilidad del Estado, las empresas y las personas.

La población quiere sentirse reconocida y representada. Se ha tocado el tema, pero no se ha mencionado ninguna acción. La territorialidad comunal es una herramienta básica para incentivar el poder de decisión y la autonomía de la población, pero quizá sea un tema sensible de tocarlo. La asociatividad en un gran reto para que las poblaciones se unan y salgan adelante pero tampoco se toca. La articulación empresarial y las cadenas productivas son herramientas básicas para el desarrollo y la competitividad de los pueblos, pero el gobierno no lo promociona en sus planes.

La transformación de los conflictos requiere cambios en cuatro niveles: personal, relacional, cultural y estructural. En el discurso se menciona realizar cambios a nivel estructural como estrategias políticas, sociales, económicas; cambios a nivel cultural como estrategias de interculturalidad, consultas al ciudadano, creencias de los pueblos; algunos cambios a nivel relacional como la inclusión, las relaciones de simetría. Sin embargo, no siento que se haya presentado propuestas en el nivel personal, como son trabajar las habilidades interpersonales de la población, la relación con los grupos antisistema, cómo trabajar el miedo y las percepciones de riesgo que tienen los ciudadanos. Estos temas, que son a nivel personal, debieran ser contemplados si se quiere trabajar directamente el tema de conflictos.

Según la Dirección General de Inteligencia del Ministerio del Interior, las acciones de protesta –en los últimos años- se han reducido; sin embargo, sus niveles de violencia han aumentado.

Para evitar que los conflictos estallen, el gobierno debe trabajar en el Diálogo con la población, como herramienta fundamental para llegar a negociaciones adecuadas y compartidas. El diálogo se trabaja en la etapa de prevención de un conflicto y debe estar presente en el plan de gobierno si es que se quiere trabajar antes que se generen las crisis. La coordinación y diálogo con líderes formales e informales es preponderante y de este tema no se habló en el discurso.

Sin embargo, el gobierno actual ha aprobado la Ley de consulta previa. Esta norma establece el derecho de las comunidades a solicitar ser consultadas sobre actividades extractivas en su territorio, estableciéndose un proceso de diálogo. Me parece una medida socialmente responsable con las comunidades indígenas, que muchas veces son afectadas por empresas que sólo tienen afán de lucro, pero hay que tener mucho cuidado de que esta medida sea mal utilizada por grupos antisistema que no quieren ningún tipo de inversión extranjera, ni de inversión nacional formal, pero no dicen nada con respecto al comercio informal generado en estas mismas zonas.

Según los enfoques de desarrollo aplicados por el gobierno, las políticas públicas señaladas están más concentradas en los derechos de los ciudadanos que en sus deberes. No comunicar adecuadamente el balance que debe  haber entre derechos y deberes que tiene la población puede generar un caldo de cultivo que conciba contrariamente mayor conflictividad. Cuando hay más ingresos, hay mayor presión distributiva por parte del pueblo, pero deben saber que también tienen que cumplir las normas establecidas. Y es el gobierno el primero que debe luchar contra la informalidad que vive el país, porque muchos están acostumbrados a reclamar sus derechos pero no a cumplir sus deberes ciudadanos.

El desarrollo económico implica que se impulse infraestructura a gran escala que genere polos de desarrollo en zonas como la selva; sin embargo, hay que supervisar y controlar el impacto ambiental que puede generar estas obras. Es el caso de la carretera Interoceánica, cuya construcción ha generado una deforestación para la utilización del terreno. En ese caso, ¿se ha hecho una balance del costo-beneficio?, ¿se ha presentado públicamente las auditorías realizadas? El plan de gobierno debería profundizar en este tema.

Informes señalan que cuando se construye carreteras en la Amazonía, como es el caso de la carretera Interoceánica, se ocasiona deforestación y degradación del medio ambiente.

El gobierno actual ha establecido como política exterior el acercamiento del Perú a Brasil, por razones geopolíticas y comerciales. Sin embargo, se sabe –según el informe presentado por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático- que Brasil es uno de los países que más deforestación ha causado en sus tierras afectando el medio ambiente. Según analistas, las malas prácticas brasileras, en su zona amazónica, ya las estuvieron aplicando en Perú en la zona de Iñambari. ¿el gobierno tomó alguna medida o acción para la verificación de esta denuncia?. El gobierno ha establecido en su discurso inicial, como políticas públicas, la soberanía energética y el desarrollo del sur peruano. ¿Sabiendo que el sur del país es una zona sensible de conflictos, no debería tener más cuidado con su socio brasilero para verificar si sus proyectos son socialmente sostenibles? ¿Cuántos bosques tropicales se hubieran deforestado si se realizaba esta obra? ¿Se habrían afectado los ecosistemas adyacentes? Un enfoque de Desarrollo Sostenible que busca evitar la conflictividad debería responder y establecer estrategias y acciones para resolver estas inquietudes.

Hay que recordar que la conflictividad nace de la desigualdad no sólo económica sino también de la falta de igualdad de derechos y oportunidades que toda persona anhela. Es por eso, que yo complementaría lo que acaba de decir el actual presidente peruano respecto a que el problema de fondo de nuestro país no es la pobreza, sino la desigualdad. Yo me atrevería a decir que el problema de fondo del Perú no es sólo la desigualdad, sino también la Institucionalidad porque si bien el crecimiento económico puede ayudar a disminuir la desigualdad de ingresos, una institucionalidad inepta y corrupta no permitirá la igualdad de derechos y oportunidades que toda persona merece.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: