LA DELGADA LINEA ENTRE LA DEMOCRACIA Y EL AUTORITARISMO

Los nuevos vientos del siglo XXI han traído nuevas formas de democracia y de autoritarismo para todos los gustos, conveniencias, antojos e intereses.

La democracia no es lo que solía ser. Revisaba el término “Democracia delegativa”, del politólogo argentino  Guillermo O´Donnell, y comparaba la similitud de su significado con lo que el politólogo peruano Martín Tanaka llama “Autoritarismo competitivo”.

La “democracia delegativa” tiene una concepción democrática porque surge de elecciones libres y válidas. Sin embargo, los líderes delegativos creen tener el derecho de decidir autónomamente qué es bueno para el país y piensan que la ciudadanía les ha delegado autoridad casi absoluta para ejercer su gobierno. Es más, desde su percepción, creen que la victoria electoral obtenida puede ser para siempre. Por tanto, empiezan a construir las bases de su poder para que nadie pueda vencerlos. De esta manera, todo tipo de control institucional es considerado un obstáculo injustificado al cual hay que subordinar, limitar o suprimir.

Estos líderes empiezan con una muy alta popularidad, para terminar con una extendida impopularidad, la deserción de muchos de sus socios y colaboradores, y una debilidad institucional generalizada. Entonces, ante este lánguido panorama, empieza a trabajarnos al susto. En su discurso aparecen las peores etapas de caos y crisis que sufrió el pueblo antes de la llegada de su gobierno y vaticina el retorno de estas calamidades si la ciudadanía se inclinara a apoyar a sus opositores y enemigos, quienes serían los portadores de los nuevos males que sufriría el país.

El politólogo argentino Guillermo O´Donnell mencionaba que Cristina Fernández de Kirchner era un claro ejemplo de “democracia delegativa”

Es así que el líder delegativo se convierte en el único adalid que nos puede salvar del desastre que se nos avecina y, por tal motivo, justificará la restricción de las libertades y del estado de derecho, así como el empleo de la coacción con tal de preservar la continuidad de su gobierno –que es sinónimo de prosperidad y salvación- porque para él  “el fin justifica los medios”.

Por su parte, el “autoritarismo competitivo” surge en gobiernos que han nacido de una votación electoral democrática. Por tanto, son gobiernos formalmente democráticos pero con un comportamiento autoritario. El contexto en el que estos gobiernos han llegado al poder ha sido el de un colapso del sistema de partidos – debido a las torpezas y errores de los representantes de los partidos políticos que no supieron dirigir el país- y unos nuevos líderes con pretensiones fundacionales de empezar todo nuevamente. Estos regímenes no respetan la institucionalidad más bien la debilitan,  así como a los partidos políticos y los actores sociales, funcionan de manera autoritaria y polarizan el país.

Martín Tanaka, politólogo peruano, pone como ejemplo de “autoritarismo competitivo” a los gobiernos de Alberto Fujimori y de Hugo Chávez.

Estos líderes son personalistas y con discursos neopopulistas. Son antisistema; por tanto, expresan el malestar y resentimiento de una gran parte de la población contra los políticos tradicionales y el sistema establecido. Es su inmenso personalismo el que les genera la necesidad de perpetuarse en el poder.

El autoritarismo competitivo dejará un legado de polarización política, debilidad institucional, desconfianza social y abatimiento de partidos políticos y actores sociales. Estos gobiernos ponen énfasis en desarrollar una democracia directa pero en la práctica son regímenes autoritarios. Su populismo y aumento en el gasto social hace que obtengan un gran apoyo de las masas y por tanto sean competitivos electoralmente.

Muchos líderes populistas tienen como función asistir al pueblo con el fin de tenerlo supeditado al gobierno.

Ambos casos presentan una democracia electoral, más no institucional. Necesitan del populismo y de un líder fuerte para asentarse en el poder, requieren de recursos económicos para comprar funcionarios y actores políticos y sociales, su mensaje tiene un carácter hipnótico y de constante repetición, y hay un aparato de poder del Estado que gana elecciones y nunca deja el poder. Es decir, la línea entre la democracia y el autoritarismo resulta tan delgada que no se sabe cuándo se pasa de una a otra.

Y este interés político por ampliar el concepto de democracia e integrar a ella el principio de poder casi absoluto o menos liberal, por el “bien” del país, se está desarrollando en todo el mundo. Por ejemplo en Rusia, el presidente Vladimir Putin instauró el concepto de “democracia soberana” según la cual Rusia debe seguir su propio modelo democrático, sin tener que copiar el modelo occidental. Y este modelo conlleva a la concentración del poder, ejercer la fuerza con tal de hacer respetar los intereses del estado, recortar libertades si fuese necesario y debilitar a la oposición y los partidos políticos. Un poco parecido a lo que sucede por aquí no?

Vladimir Putin, el presidente ruso, ha comenzado una política definida como “democracia soberana” la cual le permite concentrar el poder como, en su momento, lo tuvieron los secretarios del partido comunista de la Unión Soviética.

Bueno pues, estas son las nuevas formas de democracia que nos presenta un mundo lleno de incertidumbre y con mayor inestabilidad que parece necesita de una mano fuerte para llevar el norte y hacer respetar sus decisiones o quizá son las nuevas formas de autoritarismo que necesitan un aire democrático para validar su gobierno y sus acciones. Ud. decida que concepto le da…

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 45 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: